Buscar

Hábitos y posturas sexuales para quedar embarazada ¡y llegar al orgasmo!

Cada vez que mantienes relaciones sexuales, las probabilidades de quedarte embarazada rondan el 20%, por lo que, lograr ese ansiado positivo no siempre es tan fácil. Si estás decidida a ir a por el bebé, toma nota de los hábitos que favorecen la fertilidad así como las posturas sexuales que facilitan quedarte embarazada.

6m 2s
Fotolia

La decisión de convertiros en padres es una de las más importantes de vuestra vida y tenéis que tomarla de forma conjunta. La comunicación y la confianza en la pareja son claves para llevar a buen puerto esa idea maravillosa de ir a por vuestro hijo. Tal vez llevéis tiempo intentándolo y os hayáis llevado alguna pequeña desilusión al comprobar que el test de embarazo da negativo, pero el primer consejo que podemos daros es que no os obsesionéis. Disfrutad de vuestras relaciones sin pensar constantemente en vuestro deseo de ser padres. El estrés y la presión psicológica de esa idea pueden convertirse en un obstáculo para que la naturaleza haga su trabajo con normalidad.

Si utilizabas algún método anticonceptivo hormonal (píldora) es aconsejable abandonarlo unos meses antes de intentar la concepción. Así, tu ciclo menstrual volverá a desarrollarse de forma natural y tú podrás observar y descubrir cuáles son los días en los que aumenta tu fertilidad (ahora tienes prácticos test que te indican los días de ovulación).

Gtres
Para aumentar las probabilidades de embarazo, los dos tendréis que adoptar hábitos saludables durante este periodo.

Prepara tu cuerpo para la llegada del bebé con una alimentación sana y variada (rica en vitaminas y minerales como el selenio o el zinc) y no olvides hacer algo de ejercicio. El tabaco, el alcohol o la cafeína en exceso nunca son recomendables pero en estos meses, los dos debéis eliminarlos de vuestro día a día. La cantidad y calidad del semen de tu pareja es determinante a la hora de concebir y todos estos productos hacen que esa calidad (número de espermatozoides capaces de fecundar al óvulo) disminuya.

Existe la creencia de que determinadas posiciones favorecen el embarazo, pero lo cierto es que no hay ningún estudio fiable que lo demuestre. No hay una regla matemática que garantice resultados, pero los especialistas (y también las creencias populares) aseguran que algunas son más proclives a la concepción porque facilitan el camino a los espermatozoides en su carrera hacia el óvulo. "Intuitivamente, se tiende a pensar que aquellas posturas que retienen una mayor cantidad de esperma en el fondo del saco vaginal facilitan la fertilidad. Sin embargo, la forma del útero de cada mujer es distinta. Además, los espermatozoides tienen gran movilidad y capacidad de ascender por el tracto genital femenino hasta el óvulo, independientemente de donde se depositen", explica la doctora Isabel Santillán, ginecóloga experta en fertilidad.

Se dice que la mejor postura es la conocida como el misionero (la mujer tumbada boca arriba y el hombre encima) porque favorece la penetración profunda y sitúa el esperma justo a la entrada del útero. Lo mismo sucede con otra de las posiciones más recomendables, la de la mujer de espaldas y de rodillas. Lógicamente, una penetración profunda hace que se introduzca una mayor cantidad de semen y que el recorrido que tienen que hacer los espermatozoides sea el mínimo, por eso, aunque no exista certeza, estas dos posturas son las que pueden conseguir más fácilmente la fecundación.

Menos recomendables son aquellas posturas que implican que la mujer esté de pie o sobre su pareja. La explicación es sencilla y se basa en la propia ley de la gravedad (parte del semen podría no entrar correctamente en la vagina). Por este mismo principio, también se dice que es conveniente que la mujer permanezca unos minutos tumbada y con la pelvis ligeramente elevada (por ejemplo con ayuda de un cojín o almohada) para aumentar las probabilidades de embarazo.

Gtres
No obstante, lo que sí es importante es la calidad de las relaciones. Hablando claro: lo que sí afecta a la concepción es que veas las estrellas, que te tiemblen las piernas, en definitiva, ¡que alcances el orgasmo! Cuando esto ocurre, se producen contracciones uterinas que facilitan el transporte de los espermatozoides hasta el óvulo. Para conseguirlo, los expertos de Ava nos dan la clave, que no es otra que elegir aquellas posturas sexuales para llegar al orgasmo más fácilmente:

1. Rock and Roller

Para hacer esta postura, túmbate boca arriba con las piernas flexionadas. Él se pondrá de rodillas sobre ti, de modo que tus piernas queden sobre sus hombros. Tanto tu pareja como tú disfrutaréis de una penetración más profunda y placentera. ¡Quizá termines gritando como si estuvieras en un cierto de los Rolling!

Gtres

2. El encantador de serpientes

Se dice que el sonido emitido por las flautas que tocan estos hombres es similar al de las cobras hembra. Por eso, los machos de este reptil salen del cesto de mimbre al escuchar la música y se mueven como si de un cortejo se tratara. Apunta esta postura porque es muy sensual:

Túmbate boca arriba, con el trasero situado al borde de la cama. Dependiendo de la altura de tu pareja y de la cama (o mesa, o lo que más os guste), él se quedará de pie o de rodillas, mientras tú colocas uno de tus pies en el suelo y el otro sobre su hombro. Además de probar algo diferente, esta postura permite la estimulación manual de tu clítoris, ideal para alcanzar el orgasmo con más facilidad.

3. El misionero

Estamos de acuerdo en que no es la postura sexual más original del mundo, pero es la preferida por muchos. Esta posición permite mirar, besar, abrazar, acariciar o rodear con las piernas a tu pareja, alcanzando una complicidad que otras posturas no permiten. Además, si el hombre alterna colocando su pecho casi a la altura de tu cara, el pene estimulará tu clítoris, haciéndote llegar al orgasmo con mayor facilidad.

Recuerda que lo más importante es que te relajes y disfrutes, las prisas no son buenas para nada, y el sexo no debe convertirse en una rutina u obligación con el único objetivo de quedarte embarazada, debes disfrutar al máximo del proceso.

Si quieres quedarte embarazada prueba estas posturas recordando siempre que lo mejor es disfrutar de la relación sexual con aquella postura en la que los dos os sintáis cómodos y relajados. Si no existe problema médico (en cuyo caso tendréis que consultar con el médico especialista)... es sólo cuestión de tiempo.

Temas relacionados  ››