Cómo superar el duelo: una ruptura, una muerte, una tragedia…

Tanto la muerte como la ruptura y la separación son naturales y no existe estrategia alguna que nos libre de sentir tristeza. Sin embargo, con estos consejos lograrás enfrentar y superar el duelo cuando llegue de manera más armoniosa.

   actualizado el 14/12/2020 - 22:22 6m 33s
Le Clan Esthétique

Casi todos hemos sufrido una pérdida alguna vez, ya sea por la muerte de un ser querido como por una ruptura sentimental o un evento biográfico que nos separe de alguien o algo muy preciado. Tanto la muerte como la ruptura y la separación son naturales y no existe estrategia alguna que nos libre de sentir tristeza y un profundo vacío.

Sin duda, superar la muerte de un ser querido es una de las cosas más difíciles que nos toca vivir, pero es inevitable, tenemos que estar preparados y saber que podemos hacerlo.

Cuando alguien que nos importa muere, experimentamos una serie de emociones y sensaciones contradictorias. Tristeza, culpabilidad, enfado, en algunas ocasiones alivio y engaño, son las emociones más frecuentes que podemos experimentar.

Éstas suelen ir acompañadas de un cambio de hábitos en nuestras vidas, pérdida de interés por actividades que antes nos gustaban, no comer y beber lo suficiente, o por el contrario hacerlo en exceso, sufrir de insomnio o al revés, dormir más horas de las necesarias.

Todos estos sentimientos y cambios de hábitos tienen que ver con lo que llamamos “el duelo”, una etapa que se experimenta inmediatamente después de haber perdido a un ser querido.

El duelo por la muerte de una persona importante tiene varias etapas, según los expertos, cinco concretamente: negación, ira, negociación, depresión y aceptación. En mayor o menor medida, todos pasamos por las cinco dentro del proceso.

No puede establecerse una duración fija del duelo, ya que cada persona lo vive de una manera. Hay casos de aceptación de la muerte en unos días y otros en los que tres años no son suficientes, pero lo que sí está claro son los pasos que debemos dar para superarlo.

Gtres

Lo más importante en las etapas de negación e ira es distraerse y expresar el dolor. Debemos rodearnos de gente de confianza con la que podamos hablar de cosas que nada tengan que ver con lo ocurrido, pero que a la vez nos aporten la tranquilidad necesaria para poder expresar dolor.De esta forma aceptaremos más rápido la muerte y calmaremos la etapa de ira al expresar las emociones.

Durante la etapa de negociación y depresión, debemos de desprender de toda culpa a terceras personas o religiones y a nosotros mismos, y aceptar que la muerte es algo natural. Para ello necesitaremos el apoyo de nuestra familia, pareja o amigos, que deberán además recordarnos lo ocurrido cuando intentemos evitar el recuerdo. No podemos olvidar que hemos perdido a una persona especial porque eso solo retrasará el final del duelo.

Por último y lo más importante a la hora de superar una muerte, es asumir que la vida sigue. Tenemos que comprender que estancarnos en la pérdida no hace que nada vaya a cambiar, puesto que la muerte es irrevocable, y asumir que hay que avanzar.

Éste es el paso definitivo para afrontar la muerte, pero también es el más difícil. En algunos casos, especialmente en aquellas muertes inesperadas y traumáticas, es necesaria la ayuda profesional para aceptarlo, de hecho, es conveniente acudir a ella si al cabo de un año de la pérdida no se ha superado el duelo. En estas ocasiones, habrá que aprender, de nuevo, a ser feliz.

No te diremos que el camino será fácil, ni que la rabia, la ira, el llanto o la sensación de impotencia y desasosiego desaparecerán en un abrir y cerrar de ojos, pero sí podemos ofrecerte las claves, el camino a seguir, los mejores consejos para enfrentar el duelo cuando llegue y transitarlo de la manera más armoniosa.

1. Libera el dolor

Llora y no reprimas tu dolor. Lo que alimenta el sufrimiento o la ansiedad es precisamente huir de ellos, rechazarlos. Al sufrimiento hay que abrirle la puerta de casa de par en par y recibirle con seguridad y un cóctel, sin aspavientos, como anfitriones de mundo que somos.

2. Acepta la nueva situación

Aceptar que la vida tiene etapas duras y etapas felices te ayudará a superar mejor cualquier pérdida. Hay un tiempo de llorar y un tiempo de reír, forma parte de nuestra existencia y debes aceptarlo.

Letizia Ortiz - Gtres

3. No tomes decisiones importantes

Cuando el dolor nos invade, no es el mejor momento para tomar decisiones importantes. Piensa que precisamente tomar una decisión económica como puede ser vender una propiedad o contraer una deuda requiere de un gran análisis en frío. Date tiempo.

4. Buen manejo de la ira

Cuando sientas ira, si la sientes, acéptala sin dejarte llevar por ella, puedes hacer ejercicio, meditar o practicar ejercicios de relajación, mindfulness.

5. Mantener la actividad

La tristeza a veces es un poco "tramposa", te invita a quedarte en casa, sin arreglarte, sin comer, incluso cambiando tus hábitos de sueño e higiene. ¡No pares! Crea una nueva vida, construye nuevas relaciones personales y realiza nuevas actividades.

6. Sé independiente

Aprende a controlar que tu felicidad dependa de ti. Tu bienestar está en tu control. Plantéate qué te apetecería hacer, cómo te gustaría que fuera tu vida o qué querrías cambiar en ella. Ponte a trabajar en ello.

Agencias

7. Reconoce tus pensamientos negativos

Reconocer los pensamientos negativos es positivo, pero no les des crédito. En la mayoría de los casos no se corresponden con la realidad. Los miedos son historias que nos contamos nosotros a nosotros mismos.

8. Sé realista y optimista

En el caso de una ruptura de pareja, recuerda que si la relación se termina es porque no había más para intercambiar. Hay que celebrar la ruptura como el principio de una etapa fresca y sana en nuestra vida, como el final de otra que ya no daba más de sí.

9. Perdona

Perdona a la otra persona, perdona a la vida y sobre todo, perdónate a ti mismo.

10. Ámate

La relación más importante, personal y duradera que tenemos en la vida es la relación con nosotros mismos, haz el favor de tratarte con máxima cortesía, de cuidarte e incluso de mimarte. Nadie podrá hacerlo mejor que tú.

¿Te sientes sola? Lleva a la práctica estos consejos

Cuando te asalta el sentimiento de soledad y la tristeza te invade, no dudes en llevar a cabo los siguientes consejos, funcionan.

  1. Llama por teléfono a esos familiares y amigos de los que hace tiempo no sabes nada. No temas y lánzate, seguro que a ti también te haría ilusión.
  2. No te encierres en casa y sal a pasear por el parque más cercano, verás como hay también gente sola. Si lo frecuentas es probable que hasta puedas entablar con alguien una conversación.
  3. Mímate, cuida tu aspecto físico, disfruta de un baño caliente... conseguirás sentirte mejor contigo misma.
  4. Decídete y asiste a algún curso que te guste, de cocina, maquillaje, talleres de pintura, manualidades, jardinería... es un modo estupendo de conocer a gente con gustos afines a los tuyos y de enriquecerte.
  5. Aprovecha para hacer lo que realmente te gusta con toda libertad, ir al cine, al teatro o apuntarte a una academia de baile.
Temas relacionados  ››