5 consejos prácticos para un viaje feliz con tu suegra

Por: Alicia Marín
13/04/2018

Ficha los mejores y más eficaces consejos prácticos para asegurar un feliz viaje con la familia política.

5 trucos para asegurar un viaje feliz con la familia política
Agencias
En ocasiones, las relaciones con las suegras no son todo lo fluidas y estrechas que desearíamos, algo que sucede en todas las casas, ¡incluidas las más famosas! Un caso reciente lo tenemos en la Familia Real, con el enfrentamiento de la reina Letizia y doña Sofía en la Misa de Pascua. Si a esto le sumamos que tenemos que viajar con ellas, el drama y la tensión entran en juego. ¿Cómo evitarlo?

Hoteles.com no quiere que tires la toalla y ha recopilado los 5 consejos infalibles que debes tener muy en cuenta para que un viaje con tu suegra no se convierta en una batalla campal. Aseguran una perfecta convivencia y que la relación entre nuera-suegra salga reforzada:

1. Plan de viaje

No esperes a llegar al destino para empezar a hacer planes. Habla con tu pareja y trata de averiguar los gustos y planes que les apetece hacer al resto para anticiparte a posibles conflictos. Si a tu suegra le apetece visitar todas las iglesias del lugar, ¡dale el gusto y ve con ella!

2. Momentos de intimidad

Aunque el 80% del tiempo cuando viajas con tu suegra se vive en grupo, es fundamental asegurar momentos exclusivos para disfrutar a solas con tu pareja. ¡Aprende a dejar que tus hijos disfruten solos con su abuela por un rato!

3. Síguele la corriente

Las sobremesas son los exámenes parciales de las vacaciones con los suegros. Para aprobar, cambia de tema cuando surjan esas conversaciones peliagudas que sacan lo peor de uno mismo. Si te preguntan si ya has estrenado el pijama que te regaló para tu cumpleaños, ¡di que sí! Te lo confirmamos, es una mentira piadosa que te salvará las vacaciones.

4. Si estás en su casa, sigue sus normas

Si el destino es la casa de tu suegra, respeta sus normas (y sus manías también). No te extrañes si toma cartas en el asunto y decide ordenar tu ropero a su antojo, ¡mientras no te deje sin tu vestido favorito todo estará bien! Adaptarse por unos días no cuesta tanto, vale la pena y facilitará la convivencia.

5. Prémiate si sale bien

Con un incentivo todo se ve diferente, ¡y con una copa también! Una cena, un spa o una escapada en pareja como recompensa si el viaje en familia sale bien es una gran motivación para ser más paciente y hacer más fácil la convivencia con tu suegra.

¡Feliz viaje!

Te puede interesar

SUSCRÍBETE Y SIGUE A MdE

Recibe las novedades de MujerdeElite: