¿Qué tipo de aire acondicionado te conviene? ¡Refresca tu casa!

Cuando los termómetros suben y el cuerpo sufre debido al calor, el aire acondicionado en el hogar se vuelve indispensable, por eso, te ayudamos a elegir el que más te conviene. Además, los expertos nos ofrecen unas sencillas medidas naturales para mantener la casa fresca, sin aumentar el gasto eléctrico.

   actualizado el 02/7/2020 - 19:52 11m 30s
Storyblocks

Aumenta el calor y también las molestias. El cemento, los vehículos y los ladrillos de las calles, se calientan debido a los rayos solares y convierten el ambiente urbano en un horno, del cual se puede escapar esporádicamente gracias al aire acondicionado de la oficina, el coche o los centros comerciales.

El único y anhelado lugar donde puedes refugiarte y mantenerte muchas horas a salvo del calor es tu propio hogar. Cada vez más hogares disfrutan de un acondicionador de aire, un sistema que ha dejado de ser “un lujo al alcance de unos pocos”. Y es que, pocas cosas se agradecen tanto como llegar a casa y disfrutar de una temperatura fresca y confortable que nos haga sentir cómodos en nuestro hogar. Sin duda, la manera más eficaz de conseguirlo es gracias a los sistemas de aire acondicionado para climatizar la casa.

Aire acondicionado

¿Cuáles son los tipos de aire acondicionado?

Si has decidido instalar un aire acondicionado en casa o estás pensando en renovar el que ya tienes, es indispensable valorar cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades. ¿Cómo se determina la potencia frigorífica necesaria para el hogar? ¿Qué tipos de aparatos de aire acondicionado existen? ¿Cuál es el mejor lugar para instalarlo? Tranquila, es normal que tengas muchas dudas, y lo primero que haremos será detenernos en los tipos de aire acondicionado existentes para descubrir cuál es el que más te conviene según tus necesidades:

Aire acondicionado o climatizador

  • El aire acondicionado es una instalación que regula la temperatura de forma manual, es decir, proporciona aire con una temperatura seleccionada por el usuario.
  • El climatizador se trata de un aparato con sensores eléctricos que mantiene el aire del ambiente a una temperatura estable, corrige la humedad y filtra el aire.

Split, multisplit, portátiles y de ventana

  • El split está compuesto por dos unidades, una unidad en el interior de la vivienda y otra colocada en el exterior. Ambas unidades quedan conectadas a través de un tubo.
  • El multisplit es la mejor opción para climatizar varias estancias, pues dispone de una unidad exterior y varias unidades interiores, una para cada habitación.
  • Los aires acondicionados portátiles, también llamados pingüinos, pueden trasladarse de habitación fácilmente y sólo precisan de una ventana para sacar el tubo flexible.
  • Los sistemas de ventana se instalan abriendo un hueco en la pared, de forma que queda la mitad del aparato en el exterior y la otra mitad en el interior. Son los menos demandados.

Aire acondicionado centralizado

Se asemeja al sistema multisplit. Consiste en una unidad exterior y una interior, de esta última parten varios conductos que se empotran en un falso techo y recorren toda la casa para llegar a las diferentes habitaciones con una salida de aire.

Aire acondicionado combinado con bomba de calor

Se trata de aquellos aparatos que combinan sistema de refrigeración y calefacción, de forma que permiten aumentar la temperatura ambiental en invierno y reducirla en verano.

Aire acondicionado de ahorro energético

También llamados Inverter, son aparatos de aire acondicionado que primero funcionan a máxima potencia hasta alcanzar la temperatura establecida, y después trabajan en modo ahorro disminuyendo la potencia a fin de mantener la temperatura conseguida de forma estable. Hay que fijarse en el nivel de potencia sonora, sobre todo, si el aparato se encuentra en el dormitorio. El nivel de sonoridad está reflejado en una etiqueta y no se recomienda que supere los 24 decibelios.

Son una propuesta muy recomendable pues se consigue máximo confort con ahorro energético.

Aire acondicionado

¿Cómo calcular la potencia de un aire acondicionado? ¿Cómo calcular las frigorías y cuántas necesito para una habitación?

No sólo es cuestión del tamaño de la habitación, también influye la climatología del lugar, la orientación del espacio a climatizar, su grado de aislamiento, etc. Hay que prestar atención a la etiqueta energética del aparato, hay algunos que consumen hasta un 60% más de electricidad que otro con las mismas prestaciones. La letra A, acompañada de "+" y el color verde, son indicativos de un aparato eficiente energéticamente. Adquirir un electrodoméstico eficiente, con un indicativo A+++, supone un ahorro de un 40% en el consumo de energía. La mayoría de los aparatos están ahora equipados con un modo “eco” que permite elevar la temperatura de referencia en verano y baja en invierno, lo que permite ahorrar energía.

Como ya hemos comentado, determinar la potencia frigorífica que requiere la casa depende de varios factores como la zona climática, la humedad ambiental, el número de ventanas… sin embargo, generalmente se aconsejan de 100 a 150 frigorías de potencia por cada metro cuadrado.

¿Cuál es el mejor lugar para colocar el aire acondicionado?

Resultará ideal colocar la unidad interior sobre una puerta o una ventana, en cualquier caso, siempre en la parte superior de la pared, de esa forma se facilita la salida del aire por toda la habitación.

A diferencia de lo que mucha gente piensa el flujo de aire frío no hay que orientarlo directamente sobre las personas, es mucho mas eficiente orientarlo al techo, ya que el aire frío, por la diferencia de densidad con el caliente bajará distribuyéndose mucho mejor por la sala.

La unidad exterior quedará en una zona abierta, en el patio o en el balcón y a menos de 20 metros de la unidad interior.

Prestaciones que debes considerar

Dependiendo del modelo elegido, podemos destacar diversas prestaciones, tales como el modo ahorro de energía, termostato en el mando a distancia, humidificador, filtro purificador que elimina bacterias, olores y polvo, programación de horario, ventilador, sistema de autolimpieza…

Además, los más novedosos cuidan el diseño al máximo, de forma que llegan a parecer un elemento decorativo más en la estancia. Poseen paneles intercambiables de colores y distintos motivos, además de la posibilidad de personalizarlos con fotografías.

  • ¡Un consejo! No olvides que disminuir en exceso la temperatura ambiental no es saludable. Lo ideal sería mantener las estancias entre 21 y 25 grados.
Aire acondicionado

¿Cómo evitar que el aire acondicionado dispare la factura de la luz?

Para evitar que encender el aire acondicionado suponga un problema para el bolsillo, ficha estas sencillas claves para un uso responsable del aire y así sacarle el máximo partido posible:

  1. Aislamiento de la vivienda. Igual que ocurre en invierno con la calefacción, pasa en verano con el aire acondicionado. Para que resulte eficiente es importante que, además de refrigerar la casa, mantengamos la temperatura. Aislar ventanas y puertas supondrá un importante ahorro. En verano, con tantas horas de sol, la casa tiende a calentarse antes. Para ahorrar energía y mantener la temperatura deseada se pueden instalar toldos que eviten que los rayos incidan directamente en el hogar.
  2. Conseguir una temperatura correcta. Para ahorrar en la factura de la luz en verano, es necesario recordar que por cada grado que bajamos, el aire acondicionado consume un 6-8% más de energía.  La temperatura recomendada para el hogar en verano oscila entre los 23-25ºC, y es necesario que la diferencia entre la temperatura interior y la exterior nunca supere los 12 grados, por el impacto térmico que puede ocasionar pasar de un ambiente a otro.
  3. Establecer un horario para encender el aire acondicionado. Si el aire funciona por el día, la casa ya se ha refrigerado lo suficiente. Evita encenderlo por la noche, cuando la temperatura baja, o configúralo para que se apague cuando tú ya estés durmiendo. El aire frío por la noche puede causar dolencias sin darse uno cuenta, ya que se resecan las mucosas de los ojos, garganta, nariz y se entumecen las articulaciones, y, una vez dormido la temperatura del cuerpo suele bajar así que no se hace tan necesario. Procura ventilar la casa durante las horas más frescas, como a primera hora de la mañana y así evitarás que entre el calor.
  4. Realizar un correcto mantenimiento. Como muchos otros electrodomésticos, el aire acondicionado consume más energía cuando se acumula la suciedad en sus conductos. Los filtros, las bobinas y las aletas de un acondicionador de aire requieren un mantenimiento regular para que la unidad funcione de manera efectiva y eficiente durante sus años de servicio. Descuidar el mantenimiento necesario asegura una disminución constante en el rendimiento del aire acondicionado, mientras que el uso de energía aumenta constantemente. La tarea de mantenimiento más importante que garantizará la eficiencia del aire acondicionado es reemplazar o limpiar sus filtros de manera rutinaria. Los filtros sucios y obstruidos bloquean el flujo de aire normal y reducen significativamente la eficiencia del sistema. Filtros limpios son muy recomendables para personas con alergia o asma. Además, son antibacterianos y eliminan los malos olores. Así, para mantener la temperatura deseada, limpia los filtros al menos una vez al año con agua y jabón líquido, y espera a que se sequen por completo, para volver a ponerlos. Además, la bobina del evaporador del acondicionador de aire y la bobina del condensador acumulan suciedad durante sus meses y años de servicio. Un filtro limpio evita que la bobina del evaporador se ensucie rápidamente. Las aletas de aluminio en las bobinas del evaporador y del condensador se doblan fácilmente y pueden bloquear el flujo de aire a través de la bobina. Los mayoristas de aire acondicionado venden una herramienta llamada "peine de aletas" que las devolverá a su condición casi original.
  5. Usar un ventilador de techo. Un ventilador de techo, además de ser un grato elemento decorativo, es un excelente electrodoméstico para ayudar a un aire acondicionado a enfriar una habitación porque permite que circule el aire frío. Esto significa que la unidad de aire acondicionado no tendrá que trabajar tan duro para llegar a los extremos de la habitación en la que se encuentra. Esto hace que el refrigerado sea mucho más rápido y más largo, permitiendo darle descansos periódicos al aire acondicionado y ahorrando dinero en el proceso. También pueden utilizarse toldos y persianas para evitar que el calor penetre en la casa.
Ventilador de techo - Agencias

¿Cómo refrescar la casa de forma natural?

Además del aire acondicionado, los expertos sugieren algunas ideas básicas para mantener la casa fresca, sin aumentar el gasto eléctrico. ¡Toma nota!

Busca un buen aislamiento

Coloca cintas adhesivas en las juntas de las ventanas y toldos, así como paneles y láminas adhesivas translúcidas en los cristales. Un vidrio normal deja pasar al interior de la casa el 95 por ciento de la energía solar que llega, mientras que, si está cubierto por una lámina, llega menos de una tercera parte de la irradiación del sol.

Rodéate de abundante vegetación

Colocar plantas tanto dentro como fuera de la vivienda, no sólo contribuye a reducir los efectos de la contaminación atmosférica y de los ruidos del entorno, sino que además ayuda a mejorar el confort térmico y climático, así como la humedad relativa. La única contraindicación para “vestir tu casa de verde” consiste en que alguno de sus habitantes sea alérgico.

Storyblocks

Elige la ventilación natural

Lo ideal para que una casa se mantenga bien ventilada es que sus ventanas estén enfrentadas, lo cual facilita que se formen corrientes de aire. La aireación no sólo refresca el ambiente en las temporadas calurosas, sino que además ayuda a eliminar los gases y partículas tóxicas presentes en el aire, durante el invierno.

Apaga las luces y los aparatos eléctricos

No sólo las bombillas incandescentes convencionales son una importante fuente de calor interior. El televisor, las cadenas musicales, el ordenador y los reproductores de video también caldean el ambiente, incluso cuando están en posición de “stand-by” o en espera. Apaga estos artefactos cuando no los utilices ni les prestes atención. Te lo agradecerá no sólo tu temperatura corporal, sino también tu bolsillo, porque evitarás un derroche de electricidad.  

Ventila la casa

Para mantener la denominada temperatura de “confort térmico” (unos 20 grados centígrados), y como medida de higiene, procura ventilar la casa, abriendo las ventanas de par en par, preferiblemente por la mañana temprano o bien por la noche, dejando de lado las horas centrales del día, cuando el calor es más intenso.

Storyblocks

Elige bien las plantas y flores

No basta con aumentar la presencia de vegetales decorativos en el hogar, los cuales ayudan a dar colorido, alegría al ambiente y a refrescarlo. También es conveniente optar por las plantas más adecuadas. Son recomendables las variedades con grandes hojas verdes, las cuales se pueden pulverizar con agua, ayudando a mantener la temperatura más baja.

Te puede interesar
Trucos para ahorrar luz en casa y en la oficina

Trucos para ahorrar luz en casa y en la oficina

Cómo ahorrar energía

Cómo ahorrar energía

Temas relacionados  ››