Cosmética casera ¡Las mejores recetas de belleza con lo que tienes en casa!

¿Quién dijo que para estar guapa hay que gastarse un dineral? Te lo ponemos fácil, toma buena nota de estas recetas caseras de belleza, pues además de eficaces, las podrás preparar con los ingredientes que tienes en casa.

   actualizado el 03/10/2021 - 7:42 6m 27s
Gtres

Es una excelente medida de ahorro y una forma sana y natural de cuidarte. Seguro que en casa tienes muchos más ingredientes “de belleza” de los que imaginas. Frutas, verduras, yogures, huevos, miel, aceite… con ellos puedes hacer cosméticos “ecológicos” con los que obtendrás magníficos resultados.

Los nutrientes que aportan los distintos alimentos a nuestro organismo pueden ser también la base de mascarillas, tónicos y cremas perfectas para el cuidado facial, corporal y capilar. Sin darnos cuenta tenemos al alcance de la mano una gran variedad de fuentes naturales de vitaminas, oligoelementos y sustancias minerales a las cuales no solemos sacar todo su partido. Una zanahoria “perdida” en la nevera, un plátano demasiado maduro, un limón que lleva meses olvidado o ese tarro de miel que no termina de acabarse. Con todo eso puedes hacer auténticas maravillas.

Todo ventajas

Hacer que la cosmética casera forme parte de tus productos de belleza (no es incompatible con la cosmética tradicional) es una buena idea. Para hacer tus mascarillas o cremas sólo tienes que tomar una precaución: asegurarte de que no eres alérgica a ninguno de los alimentos que utilices en su elaboración. El resto es muy sencillo, sólo tendrás que combinar los distintos alimentos en la proporción y forma adecuada y proceder a su aplicación siguiendo algunos consejos:

  1. Utiliza siempre ingredientes en buen estado (una cosa es aprovechar y otra correr riesgos innecesarios).
  2. Cuando realices las distintas mezclas no lo hagas en recipientes metálicos; es mejor un cuenco de cerámica o madera.
  3. Las mascarillas deben aplicarse inmediatamente después de ser hechas (y no se guarda lo que sobra). En el caso de otras cremas y lociones (por ejemplo para manos y cuerpo) pueden durar varios días siempre conservadas en el frigorífico. Antes de volver a usarlas hay que comprobar que están exactamente igual que cuando se hicieron (la vista y el olfato no engañan).
  4. Es importante respetar el tiempo de aplicación, así como realizar una correcta y total eliminación de la mezcla.

La cosmética casera tiene soluciones para casi todo. Basta con analizar las propiedades beneficiosas que poseen los distintos alimentos para entender que esos mismos beneficios pueden ayudar a mantener la belleza de la piel corrigiendo pequeñas anomalías como la excesiva sequedad y tirantez, las arrugas de expresión, la presencia de impurezas, acné o manchas, un cuero cabelludo demasiado graso o con caspa, etc.

Seguro que en la nevera o en la despensa encuentras algunos de estos alimentos “aliados de belleza”:

  • Aceite de oliva: rico en vitaminas y ácidos grasos esenciales que nutren y dan elasticidad a la piel.
  • Azúcar: sus granos son un magnífico exfoliante natural.
  • Leche: rica en emolientes que aportan suavidad dejando la piel más tersa.
  • Cítricos: ricos en vitaminas, con gran poder refrescante y tonificante y algunos, como el limón, con gran capacidad astringente, perfecta contra la grasa e impurezas cutáneas.
  • Miel: nutritiva y humectante, capaz de mantener la correcta hidratación de la piel alimentándola en profundidad.
  • Zanahoria: rica en betacarotenos y capaz de fortalecer la epidermis.
  • Yogur: excelente fuente de vitaminas, minerales y lactosa que ayuda a la regeneración celular y a mantener el equilibrio de la piel.

Cada alimento puede tener las cualidades que necesita tu piel para lucir espléndida. Combinándolos de forma adecuada obtendrás productos cosméticos baratos, sanos, naturales y efectivos. Algunos ejemplos con ingredientes sencillos que seguro tienes en casa son:

Gtres
  • Crema desmaquillante y/o exfoliante: mezcla 4 fresas con 2 cucharaditas de leche o yogur. Aplícala en el rostro realizando suaves movimientos circulares durante 2-4 minutos y aclara con agua templada.
  • Mascarilla hidratante para piel seca: mezcla ½ aguacate, 1 yema de huevo, 1 cucharada pequeña de aceite de oliva y otra de miel. Aplícala 15-20 minutos y aclara con agua templada.
  • Mascarilla antiacné: mezcla 1 tomate triturado (sin piel), 1 cucharadita de zumo de limón y otra de azúcar. Aplícala con suaves movimientos circulares y déjala actuar 10 minutos. Después, aclara.
  • Crema capilar para fortalecer el cabello: 1 plátano, 1 yogur, 1 cucharada de miel y 1 de aceite de germen de trigo. Aplícala una vez lavado el cabello y permite que actúe unos minutos para después aclarar con abundante agua a fin de eliminar cualquier residuo.
  • Crema nutritiva y acondicionadora para el cabello: ½ aguacate, 1 cucharadita de aceite de oliva y 1 yema de huevo. Perfecta para todo tipo de cabello tras el lavado.
  • Mascarilla para nutrir y aportar suavidad a la piel: 3 cucharadas de nata líquida bien batidas y 1 de miel hasta formar una masa más o menos compacta. Aplícala durante 15-20 minutos y retira con abundante agua templada.
  • Mascarilla tonificante: ½ pepino (pasado por la licuadora) y 1 cucharada grande de yogur. Aplícala, déjala reposar 15-20 minutos y aclara con agua fría.
  • Mascarilla efecto lifting: mezcla 1 cucharada de miel, 2 claras de huevo y unas gotas de aceite de oliva o aceite de almendras. Aplica la mascarilla en el rostro y deja actuar durante 20 minutos.
  • Exfoliante para manos, codos y rodillas: mezcla limón, aceite de oliva y azúcar y masajea la zona durante 10 o 15 minutos y después, aclara con agua tibia. El azúcar consigue eliminar las células muertas, el aceite nutre e hidrata, mientras que el limón blanquea y acaba con las bacterias.
  • Exfoliante para labios: mezcla 1 cucharada de azúcar, 1 de aceite de oliva o de coco y otra de miel. Obtenida una pasta homogénea, aplica masajeando los labios varias veces. Después, retira con agua tibia y disfruta de unos labios carnosos, suaves e hidratados.

No tires las bolsitas de té verde y prepara una mascarilla facial antioxidante

El té verde es rico en antioxidantes, y vitaminas C y E, nutrientes que ayudarán a mantener la elasticidad y brillo natural de la piel. Conociendo sus beneficios, ¿por qué no aprovecharlos y realizar una mascarilla para el rostro?

Para ello, tras utilizar las bolsas de té, se dejan secar y se añaden en la batidora con 2 cucharadas de yogur natural y 1 de miel. Se baten y una vez la masa se vuelva homogénea, se aplica sobre el rostro, dejándola actuar 15 minutos, para posteriormente retirarla con agua tibia.

Aprovecha los posos de café para exfoliantes corporales

La cafeína aplicada de forma tópica sobre la piel ofrece múltiples beneficios, ya que estimula el flujo sanguíneo ayudando a reducir la aparición de celulitis, estrías, sequedad y acné. Así que, la próxima vez que prepares café en casa, no se te ocurra tirar los posos, aprovéchalos para elaborar un exfoliante corporal reafirmante. Basta mezclar 4 cucharadas de los posos de café con 4 cucharadas de sal gruesa. En la ducha, con la piel húmeda, aplica la pasta resultante mediante movimientos circulares. Es importante masajear y no frotar, para evitar enrojecer la piel. La exfoliación se realiza durante 3 minutos. Finalmente, aclara con agua tibia hasta eliminar todos los restos.

Te puede interesar
Desmaquillantes caseros para cada tipo de piel

Desmaquillantes caseros para cada tipo de piel

Las 10 mascarillas caseras naturales más fáciles y eficaces ¡presume de cara bonita!

Las 10 mascarillas caseras naturales más fáciles y eficaces ¡presume de cara bonita!

Temas relacionados  ››