El poder de la arcilla blanca ¡descubre sus propiedades y beneficios para la piel!

La arcilla blanca puede convertirse en tu mejor compañera para lucir una piel radiante. Sus propiedades desintoxicantes, antibacterianas y tensoras pueden ayudar a la piel de tu rostro a estar perfecta.

2m 34s
Mascarilla - Fotolia

La arcilla blanca es originaria de China y tiene las propiedades necesarias para que tu piel luzca sana y brillante. Su gran poder desintoxicante y antibacteriano es perfecto para volver a lucir una piel cuidada después de los castigos del sol y de la falta de hidratación del verano.

Esta arcilla también ayuda a la eliminación de impurezas y a la regeneración celular, lo que acompañado de sus propiedades anteriores crea una piel fuerte y radiante para lucirla en todo su esplendor durante el otoño.

Pero si tu caso es el contrario y tienes tendencia a una piel grasa, puedes contar con las propiedades que te ofrece la arcilla verde. La arcilla blanca produce un efecto tensor, que también puedes fortalecer con ejercicios faciales, y aporta mucha luminosidad al rostro, ya que consigue eliminar toxinas y células muertas acumuladas en la dermis.

Piel radiante con arcilla blanca - Gtres
Pero no sólo puedes utilizar la arcilla blanca para el rostro. Otro de sus usos más comunes es para combatir el síndrome de las piernas cansadas, y es que, además de todo lo nombrado, la arcilla blanca también posee propiedades vasoconstrictoras. Y hay más. Puedes tomar la arcilla blanca disuelta en agua y con ello regularás el pH intestinal.

Además, es también común su uso como cataplasma en heridas o zonas irritadas. La capa de cataplasma debe aplicarse sobre la piel, una capa de dos o tres centímetros de grosor y retirar cuando esté seca con una espátula que no sea de metal, pues al entrar en contacto con él, perdería sus propiedades, y después aclarar con agua tibia.

Pero centrándonos en sus propiedades al servicio de la belleza, puedes encontrar la arcilla blanca en multitud de productos, pues se trata de un componente muy utilizado por la industria cosmética en la fabricación de mascarillas o exfoliantes. Sin embargo, también puedes elaborar tus propias mascarillas de arcilla en casa:

  • Sólo necesitas conseguir arcilla blanca en polvo (puedes encontrarla en herbolarios) y mezclarla con agua desmineralizada y sin cloro. Debes extender la mezcla por el rostro y dejarla actuar unos 15 o 20 minutos. Pasado ese tiempo, la arcilla se retira con una esponja y agua tibia mediante suaves movimientos de arriba hacia abajo.

La arcilla blanca puede convertirse en una de tus aliadas y formar parte de tus trucos de belleza para estar todavía más guapa. Si tienes la piel seca y castigada únete a las propiedades que te ofrece la arcilla blanca y nunca más querrás separarte de ella.

Temas relacionados  ››