Las excusas más típicas para no ir al gimnasio

Deja de ponerte excusas para no hacer deporte o faltar a tu cita en el gimnasio, te demostramos que no hay razón alguna para no practicar ejercicio analizando cada una de las excusas más comunes.

   20/1/2015 - 9:09 2m 57s
Gtres
Enero es el mes de los eternos propósitos y deseos para el año que acaba de comenzar. “Apuntarse al gimnasio” es todo un clásico que acostumbra a quedarse, año tras año, entre las asignaturas pendientes, pese a los innumerables beneficios que conlleva la práctica de ejercicio físico.

Juan Francisco Ramírez Luis, entrenador personal, nos explica algunas de las excusas más típicas y el poco fundamento real que tienen para no gozar de una forma física envidiable que nos permita sentirnos bien por fuera y por dentro:

“Me mantengo delgada, no necesito hacer ejercicio”

No son pocos los que piensan que el ejercicio solo se practica para mantenerse delgado o que, incluso, por el hecho de estar delgado ya se goza de salud. Este pensamiento es del todo erróneo ya que puede tener una mayor salud y esperanza de vida un “gordito” activo que un flaco inactivo.

“Yo ya hago deporte”

Gtres
Personas que practican deportes como pádel, golf o tenis, no se dan cuenta que precisamente necesitan hacer un entrenamiento que les permita estar en forma y no lesionarse mientras practican ese deporte. Lesiones de espalda, codo de tenista o desgarros musculares podrían evitarse practicando determinadas posturas en el gimnasio.

“No tengo tiempo”

Esto ya no se lo cree nadie. Siempre se puede sacar un hueco para hacer ejercicio. De hecho, cada vez más centros deportivos abren las 24 horas, adaptándose por completo a cada necesidad horaria. Todos tenemos tiempo para aquellas cosas que más nos motivan y deberíamos ser capaces de dedicarle al menos 30 minutos al día a movernos.

“Me aburro”

Sin duda, no lo has probado o no has caído en las mejores manos. Entrenar puede ser muy divertido y no hay nada como la sensación de encontrarse en plena forma después.

“Yo ya soy mayor para esto”

Precisamente la gente mayor es la que con mayor razón debería hacer ejercicio para trabajar su corazón y sus músculos. Además, el trabajo de fuerza es un gran protector frente a la osteoporosis, muy frecuente en aquellas mujeres que empiezan con la menopausia.
GO fit

“Estoy embarazada”

Son muchas las mujeres que dejan de hacer ejercicio cuando se quedan embarazadas y lo cierto es que no hay mejor momento para no abandonar tu rutina de entrenamiento siempre y cuando no sea un embarazo de riesgo. El ejercicio va a reducir males muy típicos del embarazo como la diabetes gestacional o la hipertensión. Además, beneficiará al feto, fortalecerá la musculatura que más sufre durante el embarazo y favorecerá la recuperación postparto.

“Todavía estoy creciendo”

Es por muchos conocido el mito de que el trabajo de fuerza frena el crecimiento de los niños y adolescentes, algo del todo equivocado y que avalan numerosos estudios. Este mito sale de ciertos deportes de alto rendimiento donde estos mismos deportes por selección natural requieres deportistas bajitos para rendir bien. Si lo pensamos, es comparable a decir que porque un niño juegue al baloncesto no va crecer, absurdo ¿no?
Temas relacionados  ››  
Temas
SUSCRÍBETE Y SIGUE A MDE
Recibe las novedades de MujerdeElite: