Buscar

Alimentos antioxidantes para una piel joven y un pelo perfecto

Este verano, no permitas que tu piel y tu cabello sufran. Descubre los alimentos que no pueden faltar en la dieta veraniega para lucir una piel joven y un cabello fuerte y brillante.

   actualizado el 25/7/2020 - 4:35 6m 3s
Gtres

Procesos tales como la respiración, digestión y factores externos como al estrés, el tabaco, el alcohol o la contaminación, producen residuos denominados radicales libres.

Los radicales libres favorecen el envejecimiento, a pesar de que el organismo es capaz de desarrollar antioxidantes para contrarrestar la acción de los radicales libres, resulta beneficioso ofrecer un aporte extra fomentando el consumo de alimentos ricos en antioxidantes que actúen a modo de prevención, refuercen la salud de tu piel y puedas mantenerla joven por más tiempo. Los antioxidantes son tu mejor arma para luchar contra los radicales libres, causantes del envejecimiento prematuro, así lo declara un estudio de la American Society for Nutritional Sciences.

Alimentos ricos en antioxidantes

Es imprescindible conocer los alimentos que en tu dieta diaria aportan una mayor cantidad de antioxidantes, inclúyelos y disfruta de una piel luminosa y joven. Los encontrarás en frutas, verduras y hortalizas, los arándanos encabezan la lista, seguidos de la mora, la fresa, la ciruela y la guayaba.

Existen 3 grandes grupos de antioxidantes:

  1. Vitaminas A, C y E, que se encuentran en frutas, verduras, aceites y algunos pescados.
  2. Oligoelementos como el selenio y el zinc, que se encuentran en los mariscos y frutos secos.
  3. Polifenoles, presentes en los cítricos, frutas rojas, aceites y legumbres.

A cada antioxidante, su alimento:

  • Vitamina C. Fresas, kiwi, piña, papaya, mora y cítricos en general. como el limón, la lima y la naranja. Los pimientos rojos, el tomate y las verduras de hoja verde como la espinacas no se quedan atrás.
  • Vitamina E. Huevos. Las nueces, almendras y avellanas junto con el aceite de soja, el aceite de germen de trigo y el tan preciado aceite de oliva de primera presión en frío, son, además de grasas muy saludables, especialmente ricas en vitamina E.
  • Betacarotenos. Frutas y verduras en tonos amarillos y naranjas como las zanahorias y las naranjas.
  • Cobre. Frutos secos, legumbres y productos de soja.
  • Flavonoides. Ajo, cebolla, espinacas y coles. Té, cerveza y vino.
  • Glutatión. Patatas, espinacas, ajo y maíz.
  • Licopeno. Tomates, frescos y/o cocinados.
  • Selenio. Cereales integrales, levadura de cerveza y germen de trigo. Hígado, cebollas y espárragos.
  • Zinc. Levadura de cerveza, huevos, hígado y carnes.
Pixabay

6 claves de alimentación antioxidante para lucir una piel y un cabello radiantes

La piel y el cabello son los grandes sufridores del verano, protegerlos del sol y fortalecerlos para que superen la dura prueba del estío sin sufrir daños, es el objetivo. Con esta finalidad, desde Yocomobien.es nos dan las 6 claves de alimentación para tener una piel y un cabello radiantes este verano, esos nutrientes que no pueden faltar en tu dieta estival. ¡Toma nota!

El agua

Además de ayudar a mantener la hidratación de la piel, el agua permite eliminar fácilmente las toxinas acumuladas. Por ello, asegúrate de ingerir líquidos regularmente durante el día, siendo el agua, los zumos naturales, zumos vegetales e infusiones, las bebidas más recomendadas.

Además, no olvides que las frutas y las verduras frescas son una fuente de agua y destacan por ser refrescantes, por lo que se convierten en una de las mejores opciones para hidratarnos de forma natural y saludable.

Ácidos grasos

Los ácidos grasos insaturados como el ácido oleico son imprescindibles para tener una piel bien estructurada e hidratada, los encontrarás en el aceite de oliva, el aguacate y las aceitunas. Los ácidos grasos poliinsaturados los encontrarás en los frutos secos, pescado azul, legumbres y semillas ricas en omega 3 y 6.

Gtres

Vitamina A

Se trata de un gran antioxidante y mantiene la elasticidad de la piel y el brillo del cabello. La vitamina A la podemos encontrar en alimentos tanto de origen animal (leche, mantequilla, yema de huevo, aceite de hígado de bacalao), como de origen vegetal en forma de betacaroteno (zanahoria, espinacas, acelgas, tomate, albaricoque, melón, mango, lechuga, pimiento y judías verdes).

Vitaminas C y E

Las vitaminas C y E son antioxidantes por excelencia. Las encontrarás en frutas ácidas, guayaba, perejil, pimientos, grosellas, col, rábano, tomate, limón, berros, kiwi, naranja, pomelo, guisantes, judías verdes y patatas.

La vitamina E está presente en casi todos los aceites vegetales prensados en frío, aceite de soja, maíz, girasol, oliva, cereales integrales, semillas crudas, frutos secos, espinacas, col, guisantes, mantequilla, leche y huevos.

Vitaminas del grupo B

Las vitaminas del grupo B ayudan a mantener el buen estado de la piel y contribuyen a su equilibrio. Numerosos alimentos de origen animal y vegetal son importantes fuentes de vitamina B, entre ellos se destacan el hígado, las carnes, el pescado, los huevos, la leche y sus derivados, los cereales integrales, los frutos secos y la casi milagrosa levadura de cerveza, el secreto natural para un cabello fuerte y sano, siendo protagonista de los mejores trucos de belleza para devolver a la piel su luminosidad y aportar al cabello fuerza y brillo extra.

Zinc, selenio y azufre

El zinc, el selenio y el azufre son indispensables para mantener una piel joven y elástica, así como un cabello fuerte y brillante. Las ostras, nueces, huevos, almejas, anchoas, atún, germen de trigo, bebidas de soja, legumbres, queso, carnes magras y setas, son importantes fuentes de zinc. En cuanto al selenio, lo puedes encontrar en las nueces de Brasil, cereales integrales, mariscos, pescados, carnes, verduras y lácteos. Por último, el azufre está presente en los huevos, leche y derivados, cereales integrales y levadura de cerveza.

El té, una fuente natural de antioxidantes

El té es rico en polifenoles, sustancia considerada como uno de los antioxidantes más potentes que existen y por ello está causando furor en múltiples tratamientos rejuvenecedores y también adelgazantes.

El té blanco

Gtres
  • Se elabora a partir de los brotes de la planta y lucha de manera muy eficaz contra el envejecimiento.
  • Contiene 3 veces más polifenoles que el té verde, por lo que se ha empezado a utilizar en la elaboración de productos cosméticos.

El té verde

  • Se elabora con las primeras hojas de la planta Camelia sinensis, posteriormente enrolladas y secadas sin fermentar.
  • Su acción protectora rejuvenece la piel, equilibra el cutis y evita la destrucción del colágeno y la elastina, impidiendo así la formación de arrugas prematuras.

El té rojo (Pu-Erh)

  • Se trata de té verde, pero conlleva un proceso de maduración. Las hojas de la planta se comprimen y se almacenan durante años en determinadas condiciones que potencian sus efectos a nivel antioxidante, desintoxicante, depurativo, digestivo y antidepresor.
  • La medicina tradicional china atribuye a este té propiedades adelgazantes, además de contribuir de forma eficaz a reducir los niveles de colesterol.
Temas relacionados  ››