Pelo rizado: los cuidados que necesita una melena rizada perfecta

Los rizos y melenas “curly” son una tendencia que siempre vuelve y que jamás pasa de moda. Así que si eres portadora de un salvaje pelo rizado, toma nota de los mejores consejos de peinado, cuidados y cortes para lucir siempre unos rizos perfectos, cargados de elasticidad, fuerza y personalidad. ¡No reniegues de tu pelo rizado y lúcelo en todo su esplendor!

   actualizado el 30/5/2021 - 6:29 10m 32s
Gtres

Un cabello rizado bonito y definido es un sueño para muchas. Hay quienes ansían unos preciosos bucles y, sin embargo, solo consiguen unas suaves ondas en algún mechón. Otras, en cambio, tienen que lidiar con el encrespamiento, el enemigo de toda melena rizada.

Pese a que un gran número de mujeres que tienen el pelo rizado desearían tenerlo liso y viceversa, lo cierto es que no hay nada más sugerente que una leonina melena rizada, la cual permite un sinfín de peinados y recogidos.

El pelo rizado jamás pasa de moda, es la tendencia incombustible que siempre vuelve de manera "versionada" o simplemente al natural, así que si eres portadora de una melena rizada, reconcíliate con ella. Los rizos no sólo aportan un mayor volumen al cabello, son además un potente distintivo de fuerza, garra, vigor e incluso objeto de deseo.

No obstante, el cabello rizado también puede dar muchísimo trabajo a su portadora a la hora de cuidarlo, y es que, conseguir domar el pelo con rizos y que este se vea sano, definido y fuerte es un auténtico reto. La sequedad y el encrespamiento son algunos de los problemas más frecuentes que presenta el pelo rizado. No siempre es fácil de cuidar, y es vital aprender a mimar los rizos para que luzcan siempre perfectos: "El rizo va de un extremo a otro, es decir, vamos de los muy rizados a las melenas con ondas grandes, que se vuelven más salvajes y deshechas, trabajadas para dejarlas lo más natural posible, gracias al difusor y a la espuma", apunta el estilista David Lesur.

Ficha estos consejos para cuidar tu cabello y llévalos a la práctica. Te permitirán lucir una melena radiante y diferente plagada de bucles que despertará admiración:

Gtres

Mejor largo y con capas

Lo mejor es que te decidas por llevar una media melena o aún mejor el cabello largo, especialmente cuando el pelo es muy rizado. Las melenas cortas con muchos rizos y muy marcados favorecen a pocas mujeres. Evita a toda costa los cortes rectos y presume de pelo rizado cortado a capas y desfilado, así habrá una mejor proporción de forma y volumen. Además, ganarás en movimiento y favorecerás la formación de los rizos, ¡todo son ventajas!

Las mechas, aliadas de tus rizos

Las mechas finas, brillos y reflejos quedan ideales en el pelo rizado para romper el bloque. ¡Nunca rizado con un tono igualado!

Eso sí, el pelo rizado es más seco y si además lo teñimos, lo resecamos aún más, por ello, la coloración debe ser lo más respetuosa posible con el cabello. La coloración a base de barros u aceites orgánicos son muy recomendables, ya que dañan menos la fibra porque aportan parte de la proteína que se pierde durante el proceso de coloración. Son preferibles los tintes sin amoníacos y aplicados en la raíz, sin llegar a las puntas.

Hidratación máxima

El pelo rizado suele ser seco y encrespado, para mantenerlo perfecto lo más importante es la hidratación. En la mayoría de los casos, por su composición más rica en queratina y su estructura, con mayor grosor y número de enlaces entre fibras, tiende a verse menos brillante y con un aspecto más áspero y seco. Los rizos necesitan una hidratación más profunda e intensiva que los cabellos lisos. Esto se debe a que, por su forma, los bucles disminuyen el reparto del sebo natural que produce nuestro cabello impidiendo que llegue a todos los puntos de la fibra capilar por completo. Utiliza siempre en cada lavado un acondicionador, que aportará brillo y además con su uso continuado sentirás tu cabello más fuerte y resistente.

Tanto la piel como el cabello sufren cuando les falta agua. Es imprescindible que se mantengan bien hidratados para que el pelo no adquiera una apariencia opaca. Por ello, hay que beber agua siempre que tengamos sed, así como tomar otros líquidos (infusiones, zumos...) y consumir frutas y verduras, que también contienen altos niveles agua. De manera que, no olvides llevar una dieta sana rica en proteínas, verduras y agua.

Oligoelementos esenciales para el cabello

Hay determinados nutrientes que influyen en la salud del cabello, como el cobre, el zinc, el selenio o la biotina. Una dieta variada, que incluya todos los grupos de alimentos, es suficiente para obtener los nutrientes necesarios. Eso implica comer carne, cereales, pescado, frutas, verduras, frutos secos... Por ejemplo, el hígado de vacuno es rico en biotina, los cereales integrales tienen mucho zinc y las nueces son fuente de selenio. En el caso de dietas vegetarianas, se deberá acudir a otras fuentes para suplir estos oligoelementos.

Salón Blue by Raquel Saiz

Las mascarillas, esenciales

El pelo rizado no tiene mucho brillo porque no reflecta la luz. Para conseguirlo, utiliza mascarillas de calidad y abrillantadoras para alisar la fibra capilar. Mientras que el acondicionador crea una película en la fibra capilar que ayuda a que el pelo no se encrespe, la mascarilla se compone de moléculas más pequeñas que consiguen penetrar dentro del pelo. Esto hace posible su aporte de proteína y que sus efectos persistan durante los lavados.

Cuando vayas a aplicarla, no tengas prisa y permite que el producto actúe sobre el cabello varios minutos. Una solución ideal para ofrecer una cura de nutrición al pelo rizado es aplicar la mascarilla por la noche y retirarla al despertar por la mañana. Podrás presumir de rizos suaves y definidos. También puedes elegir algún aceite rico en vitaminas, minerales y ácidos grasos, como el aceite de argán. Se deja actuar durante la noche, con el pelo suelto guardado en un gorro de tela o de ducha o una toalla sobre la almohada. Al día siguiente, tras el lavado, se notará muchísima diferencia, ya que este tipo de cabello agradece mucho estos sencillos tratamientos.

Si lo prefieres, puedes elaborar una mascarilla casera ideal mezclando un yogur natural con aguacate. Estarás aportando calcio, ácidos grasos y proteínas al cabello seco. También se puede optar por mascarillas con aceite de coco, aceite de oliva, miel o aloe vera, productos naturales muy beneficiosos para los rizos. Igualmente, los aceites nutritivos con toque seco son un complemento perfecto y buenos aliados para aplicarlos como protectores del pelo durante el día, y además aportan definición a los rizos o a las ondas.

Melena rizada

Champús hidratantes

El secreto de las bonitas melenas rizadas es que nunca pierden la hidratación, por lo que deben huir de los productos que resequen. Algunos champús, para conseguir limpiar en profundidad, eliminan la hidratación del cabello. No ocurre así con los champús micelares. Estos champús están compuestos por micelas, pequeñas partículas con una fase acuosa y otra fase lipídica, y que funcionan como imanes para la suciedad y la grasa. Consiguen limpiar en profundidad sin ser agresivas con el cuero cabelludo ni con el cabello, y evitan la eliminación de los nutrientes necesarios para un rizo hidratado y sano.

Utiliza champús hidratantes para combatir el temido encrespamiento. Casi todas las marcas de cuidado capilar tienen una línea especial para cabellos rizados. En cualquier caso, apuesta por champús que laven con suavidad y respeten al máximo la hidratación de la fibra capilar.

En caso de que la zona de la raíz tienda a engrasarse con facilidad, utiliza un champú equilibrante. Ten en cuenta también que, a veces, el motivo de un exceso de grasa en la zona de las raíces viene dada por una inadecuada aplicación del acondicionador, el cual debe ser empleado únicamente en medios y puntas.

Además, recuerda que la temperatura elevada durante el lavado del cabello, hará que se reseque más. Si es posible, mejor una ducha de agua tibia. Para quienes necesiten el agua muy caliente, mejor evitarla sobre el cabello y dar el último aclarado con menor temperatura para rehidratar un poco el rizo.

Peina en mojado y huye del calor

Gtres

Para desenredar el cabello rizado utiliza siempre un peine de púas anchas y péinalo en mojado. No obstante, ten en cuenta que el pelo rizado debe peinarse y cepillarse lo menos posible, ya que un exceso de manipulación del cabello puede llevar a dañar el rizo e incluso a abrirlo y que este pierda toda su fuerza y elasticidad. Por su parte, el cepillo solo consigue convertir los bucles en mechones encrespados y romper su fibra capilar. Por eso, la melena con rizos se debe peinar cuidadosamente y únicamente después del lavado o cuando está mojada. Además, debes dejar en mojado el peinado que desees en seco y esperar a que se seque al aire de forma natural, sin herramientas que aporten calor.

Si decides utilizar el secador, hazlo con difusor y a temperatura mínima para evitar que el calor lo reseque. Tampoco debes frotar el pelo a la hora de retirar la humedad tras el lavado, sino más bien apretarlo cuidadosamente.

Rizos marcados pero sin espuma

Olvida la famosa espuma, tiene alcohol, suele dejar los rizos acartonados y reseca el cabello. Prefiere los geles-crema o productos de fijación de calidad para darle forma a tus rizos ayudándote con los dedos antes de secar. Para marcar los rizos puedes ayudarte de algún rulo o “fabricar” con los dedos algún tirabuzón salteado creando diferentes volúmenes y movimiento en tu melena. En seco también puedes jugar con las ondas que produce la plancha. En cualquier caso, recuerda que el secado al aire es la mejor manera de cuidar tu cabello rizado, procura que el uso del secador y planchas sea esporádico.

Un truco fantástico para evitar el encrespamiento y conseguir unos rizos elásticos y brillantes consiste en evitar que se absorba el exceso de agua que tiene el pelo al salir de la ducha aplicando rápidamente la crema de rizos. ¡Verás el resultado!

Evita las siliconas

Las siliconas fueron toda una revolución en el mundo de la cosmética. Aunque la tendencia actual es irlas eliminando de las fórmulas por diversos motivos, entre ellas su impacto medioambiental, algunos champús u otros productos capilares, aún pueden llevar este compuesto. Se utilizan principalmente para acondicionar el pelo: le dan peso, alisan y aportan suavidad. Sin embargo, los rizos no se benefician de ellas, pues los apelmazan y pueden deshidratarlos y resecarlos. En la lista de ingredientes no suelen aparecer con el nombre de siliconas, sino bajo términos acabados en -one o en -ane, como dimethicone, dimethyl silicone, polysiloxane, polysiloxane, polymethysiloxane, cyclopentasiloxane... No obstante, los productos que se han fabricado sin este componente suelen indicar en el envase que no los llevan.

Matrix

Rizos "domados", cómo peinarlos y los cortes perfectos

  • Si tus rizos son fuertes y gruesos, la mejor opción para mantenerlos "domados" y nutridos es echar mano de acondicionador o un buen aceite o crema, siempre aplicados con el pelo mojado.
  • Por otro lado, el corte del pelo rizado es fundamental. Lo ideal es realizarlo en seco, buscando la mayor naturalidad y dándole ese toque salvaje tan deseado.
  • Para cuidar el pelo rizado en casa, nada como peinarlo con las manos, revolviendo los dedos entre los rizos o con peines de madera de púa ancha, de lo contrario podemos deshacer los bucles, perder definición y encrespar el cabello.
  • El uso al dormir de mascarillas hidratantes contra la sequedad y el encrespamiento, es el cuidado más sencillo y eficaz para presumir de rizos.
Temas relacionados  ››