¿Aceite de almendras, de ricino, de ojón, de jojoba o de coco? ¿Cuál necesita tu pelo?

Los aceites vegetales naturales son la clave para lucir un cabello fuerte, sano y brillante. Descubre qué tipo de aceite necesita tu pelo, porque existe uno para cada tipo de cabello.

   12/3/2019 - 14:19 3m 9s
Storyblocks

La tendencia actual en belleza es regresar al origen, a lo natural, y desprendernos poco a poco de aquellos productos y cosméticos “beauty” cargados de químicos, no solo para el cuidado de la piel, sino también del cabello, y es aquí donde entran en juego los aceites naturales, excepcionales aliados para mimar todo el cuerpo.

Sin duda, uno de los mejores trucos que podemos incluir en nuestra rutina de belleza capilar son las mascarillas de aceites vegetales porque nutren en profundidad, mantienen la humedad de la hebra, aportan brillo y sirven para tratar problemas específicos como caspa, grasa, crecimiento, sequedad, y un largo etcétera.

Valeria Costa, experta en recuperación capilar, nos aconseja aplicar el aceite puro una vez a la semana, sin otro ingrediente que el propio óleo, y dejar reposar un mínimo de 2 horas o incluso toda la noche antes de aclarar. Ahora debes elegir el aceite perfecto para las necesidades de tu pelo. ¡Toma nota!

Aceites vegetales - Agencias

Aceite de almendras dulces

Es el anticaspa definitivo gracias a sus propiedades antioxidantes, el ácido graso omega-3, la vitamina E y el magnesio. Este aceite elimina cualquier irritación, enrojecimiento o problema de caspa en el cuero cabelludo. Además, es uno de los aceites más ligeros y gracias a su rápida absorción es perfecto para los cabellos más finos.

Aceite de ricino

El también llamado aceite de castor es rico en ácido ricinoleico, un ácido graso insaturado con propiedades antiinflamatorias y antibacterianas que estimula la circulación sanguínea y oxigena los folículos pilosos. Este es uno de los aceites más completos para favorecer el crecimiento y mejorar el equilibrio del cuero cabelludo. Sólo tienes que aplicarlo en el cuero cabelludo y masajear, pero debes aclararlo muy bien porque es un aceite un poco espeso. Si lo quieres usar para nutrir, añade una cucharadita en tu mascarilla capilar hidratante para potenciar tu nutrición semanal.

Aceite de ojón

Se obtiene de una castaña que crece en una palmera típica de América Central donde se encuentra la tribu Tawira, conocida como “el pueblo de los cabellos bonitos”, que utiliza este aceite desde hace más de 500 años. Es un tratamiento perfecto para pelo seco o dañado porque aporta nutrición extrema, repone aminoácidos, evita el encrespamiento y deja un brillo intenso.

Aceite de jojoba

¿Aceite para combatir el cabello graso? Sí. Gracias a su altísima concentración en ceramidas (un tipo de lípidos que mantienen la hidratación) la jojoba es un remedio muy efectivo contra el cabello graso porque penetra naturalmente en la piel, sin obstruir los poros, para limpiar el cuero cabelludo en profundidad. No en vano, el aceite de jojoba es una joya para hidratar y tratar las pieles con acné.

Aceite de coco

Lo tiene todo… ¡y más! Apto para todo tipo de cabellos, el aceite de coco contiene propiedades antioxidantes, antibióticas, nutre, hidrata en profundidad, fortalece la hebra, reduce el encrespamiento y equilibra el cuero cabelludo. Lo puedes usar para mejorar la salud del cuero cabelludo, para potenciar tu mascarilla semanal o para evitar la rotura de la hebra aplicándolo de medios a puntas una vez a la semana. Sin duda, el aceite de coco es uno de los productos de belleza más completos.

Temas relacionados  ››  

Te puede interesar

SUSCRÍBETE Y SIGUE A MDE

Recibe las novedades de MujerdeElite: