Necesidades de la piel corporal: cuidados específicos

Necesidades de la piel corporal: cuidados específicos
   02/11/2007 - 3:27 3m 12s

La piel del cuerpo presenta características distintas dependiendo la zona, algunas áreas presentan una piel fina y delicada con pocas glándulas sebáceas, otras, poseen una piel más gruesa y fuerte frente a las agresiones externas o pueden ser más propensas a la aparición de granitos, imperfecciones o irritaciones.
Por ello, es indispensable conocer la naturaleza de la piel en cada una de las áreas del cuerpo para ofrecerle los cuidados que requiere, ¡descúbrelo!

Espalda y hombros

La piel que recubre la espalda es una de las más gruesas y fuertes del cuerpo, no obstante, es necesario prestarle atención una o dos veces por semana para evitar la aparición de granitos e impurezas, muy comunes en los hombros y en la parte alta de la espalda.

Se recomienda exfoliar la piel de la espalda semanalmente para eliminar las células muertas y no descuidar su limpieza en la ducha, disponer de un cepillo largo con el cual frotar la zona cómodamente resulta muy útil para asegurar una correcta higiene.

No olvides aplicar después una loción hidratante ligera.

Brazos y manos

La piel de los brazos es una zona muy expuesta a las agresiones externas  y es necesario hidratarla en profundidad para evitar la temida sequedad. La aplicación de lociones reafirmantes resulta muy útil para luchar contra el descolgamiento que se produce con el paso del tiempo. Elimina las impurezas frotando suavemente con un guante de crin.

Las manos requieren máxima hidratación, no olvides llevar siempre en tu bolso una crema hidratante reparadora con factor de protección solar y empléala siempre que lo necesites.
Para la higiene de tus manos, utiliza jabones muy suaves, los más recomendados son  los elaborados a partir de aceites esenciales.

Busto y escote

Se trata de una de las zonas más delicadas del cuerpo y es importante asegurar la limpieza e hidratación necesarias para evitar su deterioro.

Conviene exfoliar senos y escote una o dos veces por semana con un exfoliante muy suave que contenga activos suavizantes y emolientes. Para su limpieza deben emplearse jabones naturales.

La hidratación de esta zona es fundamental, emplea lociones o cremas con efecto tensor y reafirmante a diario. Los aceites naturales, tales como el de oliva, cártamo o almendras, consiguen nutrir e hidratar profundamente estas áreas, evitando la pérdida de elasticidad y tersura.

Por otro lado, la piel del abdomen requiere productos específicos que ayuden a tonificar y alisar la piel.

Piernas y pies

Las piernas soportan una intensa actividad durante el día, además, están expuestas a sufrir agresiones externas como la depilación. Es vital exfoliarlas de una a dos veces por semana e hidratarlas diariamente, incorporando cremas específicas en el caso de padecer varices u otras molestias, tales como hinchazón y pesadez.

Los pies necesitan hidratación y cuidados a fin de eliminar las durezas y sequedad que pueden presentar especialmente en la zona de la planta, emplea lociones hidratantes o aceites naturales como el de pistacho o almendras. Así mismo, es necesario realizar un peeling una vez por semana para retirar las células muertas.

Te puede interesar

Temas

SUSCRÍBETE Y SIGUE A MDE

Recibe las novedades de MujerdeElite: