Buscar

¿Cómo mantener la piel joven? Dieta y cuidados externos, las claves para conseguirlo

Es indispensable conocer la naturaleza de la piel en cada una de las áreas del cuerpo para ofrecerle los cuidados que requiere, ¡descúbrelo! Además, te damos las claves que debes tener siempre presentes en tu alimentación diaria para gozar de una piel atractiva y saludable. Apúntate a un plan integral que conseguirá mantener tu piel joven y sana.

   actualizado el 21/8/2020 - 5:11 6m 43s
Gtres

El estado de la piel es algo que cada vez nos preocupa más, mantenerla tersa y joven por más tiempo, sin imperfecciones, hidratada y con un aspecto saludable, son los objetivos.

Debes saber que de poco servirá que cuides tu piel con cremas (aunque sean de alta calidad) si no sigues una alimentación y hábitos saludables. La piel es el espejo en el que se ve reflejado el estado de nuestro organismo, por ello, hemos de comenzar a cuidarla desde dentro y después complementar sus necesidades con productos cosméticos específicos para cada tipo de piel.

A continuación, detallamos los puntos que has de tener en cuenta para presumir de piel y, lo que es más importante, gozar de buena salud:

Procura mantener un peso estable

Es muy importante tratar de mantener un peso estable y no maltratar a la piel con subidas y bajadas de peso acusadas, minimizarás el riesgo de que aparezcan estrías, flacidez o descolgamientos.

Bebe agua

Asegúrate de que ingieres suficiente agua, purifica tu piel, elimina toxinas y mantiene tu piel hidratada. Apúntate a las infusiones, zumos y/o sopas si te cuesta beber.

Fibra a diario

Muchos de los problemas cutáneos que se presentan en la piel son causados por el estreñimiento. Evítalo consumiendo agua en abundancia, verduras, frutas y productos integrales a diario, los cuales además te ayudarán a controlar el peso. Si regulas tu tránsito intestinal, la piel te lo agradecerá.

Modera las grasas y elige las que te benefician

Es importante que tu alimentación cuente con un consumo de grasas suficiente, reducirlas demasiado o suprimirlas es, sin duda, un error.

Te recomendamos moderar el consumo de grasas animales/saturadas y consumir mayoritariamente grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, las cuales podrás encontrar en los frutos secos y en los aceites de oliva, maíz o girasol, estos últimos además son ricos en vitamina E, la cual actúa como agente hidratante, nutritivo y protector de tu piel, son tus aliados.

¿Alguna vez te has preguntado qué hacen las mujeres orientales para tener esa maravillosa piel? Los cacahuetes hervidos -un tentempié muy popular en China- contienen hasta cuatro veces más antioxidantes que crudos o tostados, así lo declaran investigadores de la Universidad de Alabama (EE.UU).

Si quieres sumar antioxidantes que conseguirán que tu piel resplandezca, hierve los cacahuetes con su cáscara durante unas 3 horas. Mientras tu paladar disfruta cuidarás tu piel al máximo.

No olvides comer pescado, es una fuente de Omega 3, ácido graso muy beneficioso para tu salud interior y para la de tu piel. De hecho, una investigación del centro Hoffman de Nueva York (EE.UU) ha descubierto que los alimentos ricos en ácidos grasos Omega 3 ayudan a prevenir la aparición de arrugas prematuras.

Asegúrate de que no falten en tu dieta alimentos ricos en Omega 3 como la trucha, el salmón, el atún, brócoli, espinacas y judías si quieres que tu piel se mantenga joven y elástica más tiempo. También puedes apuntarte a los huevos enriquecidos con Omega 3 que se pueden encontrar en la mayoría de supermercados.

Más verduras

Las verduras no deben faltar ni un solo día en tu mesa, son ricas en fibras, vitaminas, minerales y agua, contribuyen a reforzar tus defensas, evitan la deshidratación y el estreñimiento entre otras muchas cualidades, son, sencillamente, ¡imprescindibles!

Vitamina C

Fruta a diario

Las frutas al igual que las verduras debes consumirlas diariamente, sobre todo aquellas que son especialmente ricas en vitamina C (kiwis, mandarinas, naranjas, pomelos, limones…), ya que esta vitamina favorece la regeneración celular y puede llegar a convertirse en el mejor tratamiento antienvejecimiento.

Asegúrate de consumir cada día alimentos ricos en esta vitamina si quieres lucir una piel tersa, joven y luminosa:

  • Naranja
  • Pomelo
  • Kiwi
  • Limón
  • Fresas
  • Piña
  • Bayas

Además, estudios recientes confirman que la vitamina C repara las lesiones cutáneas producidas por el sol.

Huye del tabaco

El tabaco y el alcohol son enemigos de tu piel, producen toxinas y la mostrarán reseca, áspera y apagada, huye de ellos si quieres mantener tu piel sana y luminosa.

Agencias

Necesidades de la piel corporal: cuidados específicos

La piel del cuerpo presenta características distintas dependiendo la zona. Algunas áreas presentan una piel fina y delicada con pocas glándulas sebáceas, otras, poseen una piel más gruesa y fuerte frente a las agresiones externas o pueden ser más propensas a la aparición de granitos, imperfecciones o irritaciones.

Por ello, es indispensable conocer la naturaleza de la piel en cada una de las áreas del cuerpo para ofrecerle los cuidados que requiere, ¡descúbrelo y presume de piel joven y bonita!

Fotolia

Espalda y hombros

La piel que recubre la espalda es una de las más gruesas y fuertes del cuerpo, no obstante, es necesario prestarle atención una o dos veces por semana para evitar la aparición de granitos e impurezas, muy comunes en los hombros y en la parte alta de la espalda.

Se recomienda exfoliar la piel de la espalda semanalmente para eliminar las células muertas y no descuidar su limpieza en la ducha, disponer de un cepillo largo con el cual frotar la zona cómodamente resulta muy útil para asegurar una correcta higiene.

No olvides aplicar después una loción hidratante ligera.

Brazos y manos

La piel de los brazos es una zona muy expuesta a las agresiones externas y es necesario hidratarla en profundidad para evitar la temida sequedad. La aplicación de lociones reafirmantes resulta muy útil para luchar contra el descolgamiento que se produce con el paso del tiempo. Elimina las impurezas frotando suavemente con un guante de crin.

Las manos requieren máxima hidratación, no olvides llevar siempre en tu bolso una crema hidratante reparadora con factor de protección solar y empléala siempre que lo necesites.

Para la higiene de tus manos, utiliza jabones muy suaves, los más recomendados son los elaborados a partir de aceites esenciales.

Busto y escote

Se trata de una de las zonas más delicadas del cuerpo y es importante asegurar la limpieza e hidratación necesarias para evitar su deterioro.

Conviene exfoliar senos y escote una o dos veces por semana con un exfoliante muy suave que contenga activos suavizantes y emolientes. Para su limpieza deben emplearse jabones naturales.

La hidratación de esta zona es fundamental, emplea lociones o cremas con efecto tensor y reafirmante a diario. Los aceites naturales, tales como el de oliva, cártamo o almendras, consiguen nutrir e hidratar profundamente estas áreas, evitando la pérdida de elasticidad y tersura.

Por otro lado, la piel del abdomen requiere productos específicos que ayuden a tonificar y alisar la piel.

Agencias

Piernas y pies

Las piernas soportan una intensa actividad durante el día, además, están expuestas a sufrir agresiones externas como la depilación. Es vital exfoliarlas de una a dos veces por semana e hidratarlas diariamente, incorporando cremas específicas en el caso de padecer varices u otras molestias, tales como hinchazón y pesadez.

Los pies necesitan hidratación y cuidados a fin de eliminar las durezas y sequedad que pueden presentar especialmente en la zona de la planta, emplea lociones hidratantes o aceites naturales como el de pistacho o almendras. Además, es necesario realizar un peeling una vez por semana para retirar las células muertas.

Te puede interesar
El desayuno para adelgazar, rejuvenecer y vivir más ¡existe!

El desayuno para adelgazar, rejuvenecer y vivir más ¡existe!

Dieta rejuvenecedora: los alimentos que te ponen guapa

Dieta rejuvenecedora: los alimentos que te ponen guapa

Temas relacionados  ››