Buscar

¡Quiero ser modelo!

¡Quiero ser modelo!
3m 44s

Una auténtica modelo es discreta y respetuosa, su deber es vender, pero más allá de ser el blanco de críticas y envidias hay un duro trabajo de horas de soledad y viajes, técnicas de belleza, clases de protocolo e incluso nociones de peluquería y maquillaje. Descubre consejos útiles para aquellas que quieren triunfar en las pasarelas también aplicables al día a día de cualquier mujer.

Además de clásicos como caminar derecha y mantener la mirada al frente, también hay que tener en cuenta que estrenar unos zapatos de tacón puede resultar de lo más resbaladizo. Para emular a Naomi Campbell, Linda Evangelista o Kate Moss se necesita algo más que un físico espectacular, una intensa preparación y conocimiento del mundo de la moda.

La actitud es importante, no todas las mujeres de físico espectacular sirven para ser modelos. Tampoco hay que tener unas medidas concretas para triunfar. Un buen ejemplo de ello es la británica Kate Moss, quien pese a no sobrepasar los 163 centímetros de estatura se convirtió en un icono de las pasarelas de medio mundo.

No es lo mismo desfilar con ropa de baño que hacerlo con un traje de alta costura, la actitud y la pose ha de ir acorde a la prenda que se lleve, ya sea desenfadada, de etiqueta, sport o alta costura.

Pedro González autor del "Manual para llegar a ser una buena supermodelo" afirma que paradójicamente si hay algo inmutable en la moda es que: "Es efímera y cambiante. Lo que hoy es nuevo será anticuado y manido mañana". Las tendencias fluctúan mucho según los cánones de belleza de la época, por ello, una modelo debe saber adaptarse como un camaleón a multitud de países, culturas, estilismos, diseñadores y modas.

Además de estar al tanto de las últimas tendencias y diseñadores, son necesarios unos conocimientos básicos de peluquería y maquillaje, muy útiles para desfiles, y saber reconocer a los estilistas profesionales para elegir en función del trabajo y las posibilidades. Los conocimientos en belleza y embellecimiento corporal sirven para sacar el mayor partido de su propio cuerpo, a fin de cuentas, el instrumento de trabajo de la modelo.

SER MODELO PASO A PASO

Según Pedro González, "lo primero es dirigirse a una agencia de Modelos que te represente. Luego realizar un book de los trabajos e imágenes de la modelo". Una vez asentada en una agencia puedes decidir dedicarte a una rama concreta del modelaje, debido a que hay gran variedad de soportes publicitarios (fotografía, pasarela, videoclips, catálogos, reportajes), aunque una verdadera profesional no descarta ninguno.
 
A la hora de ir a un cásting se debe ir aseada, depilada y exfoliada la piel. Es recomendable llegar sin maquillaje y con el pelo limpio: "Un look inadecuado en el cásting puede hacerte perder un trabajo. Una modelo seria nunca discute ni selecciona las prendas con las que va a desfilar o posar. Nunca da su opinión si nadie le pregunta y si es así lo hace con el máximo respeto por el diseñador o modelo en cuestión", afirma González.

No obstante una modelo profesional ha de llevar una dieta equilibrada y hacer ejercicio regularmente, sin embargo la gran mayoría de las modelos no cumplen con las horas de sueño o las calorías necesarias por día. La disciplina es muy importante para una modelo, así como nociones de protocolo y actitud en público.

Una buena modelo debe resultar natural y posar ante al cámaras, ya sea en televisión anuncios o pasarela de un modo profesional y con un profundo conocimiento de su expresión corporal; caminando con garbo sobre tacones imposibles al ritmo y cadencia de la música del desfile.