Buscar

Maquillaje "nude" paso a paso ¡resalta tu belleza natural!

El maquillaje "nude" gana adeptas por su sencillez, naturalidad y efecto rejuvenecedor. Te enseñamos todos los pasos, trucos y productos cosméticos que necesitas para lucir perfecta sin parecer maquillada.

9m 1s
Tod´s

Esta temporada, apuesta por resaltar tu belleza natural con un maquillaje sencillo, radiante y natural. ¿Cómo lucir perfecta sin parecer maquillada? Tu aliado para conseguir el deseado efecto cara lavada es el maquillaje nude.

Dicen los que de esto saben que el maquillaje perfecto es aquel que embellece pero no se nota. Y sin duda, la tendencia que refleja dicha filosofía a la perfección es la del maquillaje nude, basado en la naturalidad y que juega con las tonalidades propias de cada rostro para perfeccionarlas. ¿El resultado? Una apariencia fresca, saludable, completamente natural y con efecto de cara lavada. Es decir: lucirás buena cara sin parecer maquillada. La clave del maquillaje nude está en encontrar los tonos neutrales más parecidos a tu color de piel, ya que la tez es la protagonista de este look. Perseguimos una piel luminosa, hidratada y rejuvenecida.

Las pasarelas de moda internacionales, las alfombras rojas, celebrities y gurús de belleza se rinden ante este maquillaje, perfecto para la temporada primavera-verano. Eso sí, conseguir un look nude perfecto, sin apagar la piel del rostro, requiere técnicas y conocimientos que, aunque sencillos, debes conocer. Nos lo cuenta todo la experta maquilladora María Soláns:

¿El maquillaje nude favorece a todo el mundo?

Según la maquilladora, el truco para usar correctamente los colores nude está en diferenciar qué todo le va bien a cada mujer. En el mundo del maquillaje se clasifica a las personas según las estaciones del año dependiendo del color de su cabello, ojos y tono de piel.

Así, la clave está en saber identificar a cada persona en una estación para jugar con las tonalidades propias de cada rostro y perfeccionarlas, logrando un maquillaje nude favorecedor. ¡Descubre qué estación eres!

  • Primavera: Estación cálida y suave. Personas con piel blanca o melocotón, ojos verdes o grises, y cabello rubio con matices dorados. Los tonos que les favorecen son el camel y el coral.
  • Verano: Estación fría y suave. Personas con piel blanca o morena clara con fondos rosáceos o beige, ojos azules, grises o verdes, y cabello castaño o rubio con fondo cenizo. Los tonos que les favorecen son el rosa y el azul y tonos pasteles.
  • Otoño: Estación de tipo cálido fuerte. Personas con piel en subtono amarillo, ojos en tonos verdes o café, y cabello rubio oscuro y pelirrojo. Los tonos que les favorecen son el café, dorado, naranjas y el ocre.
  • Invierno: Estación de tipo frío fuerte. Personas con piel muy blanca y cabello negro, piel morena y castaño medio, piel negra y cabello negro. Los ojos en negro, café, verdes o azules muy intensos. Los tonos que les favorecen son el blanco, el negro y el rojo o los colores primarios.
Storyblocks

Los cosméticos imprescindibles en el maquillaje nude y cómo aplicarlos

  • Base de maquillaje ligera. Para comenzar, necesitarás preparar el lienzo, que será tu rostro. Extiende una crema hidratante ligera o un sérum, para así nutrir la piel y lograr que luzca jugosa. Después, una base de maquillaje ligera y mate, lo más semejante posible al color natural de tu piel. El mercado ofrece infinidad de posibilidades, y si te animas puedes probar el maquillaje mineral en polvo, ideal para un acabado natural. Trabaja bien el fondo de maquillaje con tus manos o una esponja hasta que se funda completamente con tu piel, e insiste en el límite del cabello y el mentón para evitar el horrible efecto "máscara".
  • Fuera imperfecciones. Si tienes ojeras, un inoportuno granito o alguna otra imperfección que quieras ocultar, aplica corrector también en tono neutro y séllalo con polvos traslúcidos. Una elección infalible es el pincel iluminador Touche Éclat de Yves Saint Laurent, que puedes encontrar en varios tonos y es imprescindible en el neceser de muchas modelos y celebridades. Además de sus buenos resultados, dura siglos, lo que lo convierte en una buena inversión.
  • Sombras neutras. Una vez con el cutis impecable, llega el turno de los ojos, para los que deberás decantarte por las paletas de sombras neutras: beige, marfil, vainilla, tostado o gris "ala de paloma" serán tus aliados. Extiende la sombra más clara que hayas elegido por todo el párpado, tanto en la zona móvil como bajo el arco de las cejas. La mejor forma es desde el interior al exterior, siguiendo el trazado natural del ojo y difuminando bien. Recuerda que la clave no es maquillar, sino unificar tu tono natural y ocultar la despigmentación del párpado móvil. Sobre el párpado móvil puedes optar por otra sombra neutra coordinada con la primera, o por un ligerísimo toque de gloss transparente.
  • Abre la mirada. Aplica máscara de pestañas negra o marrón. Puedes hacerlo en toda la pestaña o sólo en las puntas para resaltarlas sin sobrecargarlas. Un truco poco conocido que usan los maquilladores es extender la máscara con el cepillo en posición vertical, lo que consigue el efecto de abrir la mirada. Además, un ligero toque de color blanco aplicado con un lápiz de este color en la zona del lagrimal, iluminará aún más tus ojos.
  • Mejillas. Es el turno del colorete, mil veces mejor si es en crema, ya que el resultado final es mucho más natural. Para acertar con el lugar exacto en el que aplicarlo, mírate al espejo y sonríe exageradamente. Aplica una cantidad mínima con pequeños toques justo ahí, en la zona central de tus mejillas sonrientes, y difumínalo en círculos y hacia el rabillo de los ojos. La meta es clonar el rubor natural de tu rostro.
  • Labios. El toque final son los labios, que deberán estar libres de los antiestéticos pellejitos. Extiende sobre ellos cacao incoloro o vaselina, y añade un poco de brillo en un tono natural. Si eres de las que no pueden vivir sin su barra de labios, elige una en un tono muy natural. Prueba a aplicar el labial con los dedos, dando pequeños toques, para un acabado menos artificial.
Nieves Álvarez - EFE

Maquillaje nude paso a paso

Para conseguir el maquillaje nude, efecto cara lavada o también denominado maquillaje todoterreno, María recomienda usar productos en crema para obtener un acabado homogéneo. Además, con un solo producto podrás maquillar ojos, mejillas y labios aportando mucha luz al rostro.

La tendencia nude es muy versátil, de manera que podrás intensificar el maquillaje contorneando los ojos para conseguir un look más impactante para las noches de verano. ¡Empezamos!

  1. Aplicamos una sombra en crema en todo el párpado móvil.
  2. Usamos la misma sombra a modo de colorete para conseguir unas mejillas jugosas y muy luminosas.
  3. Con el mismo producto maquillamos los labios a toquecitos.
  4. Aplicamos sombras en polvo para sellar el párpado móvil. La maquilladora recomienda las excelentes paletas Naked de Urban Decay, con una amplia variedad de tonalidades nude para los ojos.
  5. Maquillamos las mejillas con polvo mineral.
  6. Aprovechamos una de las sombras nude de la paleta para marcar las facciones del rostro.
  7. Aplicamos máscara de pestañas.
  8. Maquillamos y damos forma a las cejas.

¡Ya estás lista!

Gtres

Trucos para un maquillaje nude de verano radiante

  • Ojos ahumados pastel. ¿Quién ha dicho que sólo puedes ahumarte los ojos en negro o en gris? Los tonos pastel no sólo son apropiados para los ojos "fumé", sino que en verano se vuelven más que recomendables. Elige los rosas, beige, crema, vainilla, violeta, perla… La técnica es la misma que utilizas con los colores más oscuros, pero la ventaja es que ahora si te equivocas sobre estos tonos es siempre más fácil rectificar y corregir. Aplica el tono más claro por todo el párpado superior, cubriendo desde las pestañas hasta las cejas. Después, aplica un tono más oscuro a lo largo de la base de las pestañas, marcando una línea recorriendo el párpado, desde el lagrimal hasta el extremo del ojo. Para terminar, difumina siempre hacia arriba hasta que la sombra alcance la parte externa de las cejas.
  • Boca jugosa. Natural no significa exceso de brillo. Hay que intentar que nuestros labios sean deseables sin parecer que acabamos de terminar de comer un chorizo grasiento. La idea es que nuestra boca provoque, que parezca una nube de golosina, algodón de azúcar… algo deseable. Por ello hay que recurrir al rosa, en todas sus tonalidades, y saberlo difuminar. Siempre es mejor marca la boca con un perfilador lo más parecido posible a nuestro tono de piel y aplicar un poquito de gloss en el centro de nuestros labios. Si quieres conseguir unos labios nude de forma fácil y en tiempo récord, aplica sobre tus labios un iluminador en barra de un tono claro, así obtendrás ese tono piel en tu boca, imperceptible. Aplica después un poco de gloss transparente y conseguirás ese punto de frescura y jugosidad que tanto favorece.
  • Mejillas. Unas mejillas subidas de tono pueden aportarte un toque de frescura y juventud. Tu cara parecerá más saludable, más despierta y natural. Dejar todo el rostro con un maquillaje uniforme, lejos de naturalidad, te aportará años y un look nada favorecedor. La idea puede que funcione en la pasarela, pero en la vida real el colorete tiene siempre la última palabra. ¿Qué color elegir? Siempre acertarás con el rosa palo, los melocotón, marrones o rojizos. Con cualquiera de ellos, aplicados sobre el pómulo, triunfarás. Bastará un toquecito de blush para dar un aire fresco a tu rostro, pero recuerda que, si buscas algo más, como alisar facciones, tienes que currártelo un poquito frente al espejo. Si, por ejemplo, quieres alargar tu cara porque la tienes redondita, debes aplicar el colorete desde el centro de la mejilla hacia fuera y tirando hacia arriba, llegando casi hasta la sien. Si por el contrario quieres redondear, siempre debes aplicar el blush en horizontal, del pómulo hacia la oreja.
Temas relacionados  ››  

Te puede interesar