Ejercicios eficaces en el tratamiento y prevención del Alzheimer

Por: Alicia Marín

Con ejercicios de entrenamiento cerebral y memoria es posible desacelerar los síntomas de las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o, incluso, prevenirlas.

Ejercicios sencillos para prevenir el deterioro cognitivo
Storyblocks
El Alzheimer, que celebra su Día Mundial el 21 de septiembre, es una de las causas más comunes de deterioro cognitivo en la población. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) acapara entre un 60% y 70% de los casos de demencia en el mundo, seguida de la demencia vascular y de otras como la demencia por cuerpos de Lewy o la demencia frontotemporal.

La Sociedad Española de Neurología (SEN) estima que actualmente podrían existir unas 800.000 personas en España con enfermedad de Alzheimer. No obstante, puesto que la prevalencia e incidencia de esta enfermedad se incrementa a partir de los 65 años de forma exponencial -afecta al 5% de la población mayor de 60 años, al 20% de los mayores de 80 y al 30% de los mayores de 90-, el progresivo envejecimiento poblacional y el incremento de la esperanza de vida, hará que el número de casos aumente en las próximas décadas.

Un reciente estudio sitúa ya al Alzheimer y a otras demencias como la segunda causa específica de muerte en España, mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que la demencia es el grupo de enfermedades que más han aumentado en mortalidad en los últimos años, tras haberse duplicado en los últimos 15.

El Alzheimer en cifras

El Alzheimer no es solo la principal causa de discapacidad en personas mayores en España, sino que también es la patología que genera uno de los mayores gastos sociales: el coste por paciente de Alzheimer se estima que ronda entre 27.000 y 37.000 euros anuales en España. Y, en todo el mundo, supondría un gasto total superior a los 800.000 millones, una cifra que ha aumentado un 35% en los últimos cinco años.

Cada año se diagnostican en España unos 40.000 nuevos casos de Alzheimer. Sin embargo, debido a que los síntomas iniciales de esta enfermedad son a veces difíciles de distinguir de los olvidos cotidianos es una enfermedad infradianosticada. La SEN estima que entre el 30 y el 40% de los casos de Alzheimer estaría sin diagnosticar, unas cifras que se elevarían al 80% en los casos de Alzheimer que aún son leves. Aunque la enfermedad no tenga cura existen tratamientos que, al menos por un tiempo, consiguen detener o ralentizar la progresión de la enfermedad. Por lo tanto, un tratamiento precoz permitiría estabilizar al paciente en las fases más leves de la enfermedad y retrasar la evolución unos años, lo cual es fundamental para mejorar la calidad de vida de los pacientes”, explica la Dra. Sagrario Manzano, Coordinadora del Grupo de Estudio de Conducta y Demencias de la Sociedad Española de Neurología.

Llevar a cabo estrategias de prevención sobre los factores de riesgo de demencia conocidos, conseguiría disminuir el impacto de esta enfermedad en nuestra sociedad. Algunos estudios señalan que llevar hábitos de vida saludables podría reducir hasta un 40% los casos de Alzheimer, o al menos retrasar el debut clínico de la enfermedad. Y es que existen diversos factores de riesgo potencialmente modificables como: el control de los factores de riesgo vasculares, un mayor nivel educativo o cambios en los estilos de vida, principalmente un mayor nivel de actividad física, adopción de dietas más saludables y abandono de hábitos tóxicos como el tabaquismo.

Hasta la fecha, se trata de una enfermedad neurodegenerativa irreversible y progresiva, sin embargo, según numerosos estudios es posible desacelerar sus síntomas o prevenirlos en personas sanas con ejercicios de entrenamiento cerebral y de memoria.
Llevar hábitos de vida saludables podría reducir hasta un 40% los casos de Alzheimer
Agencias

¿Qué actividades podemos realizar para prevenir el Alzheimer?

No hay ninguna edad concreta para empezar a entrenar el cerebro. Los expertos recomiendan mantener la mente activa desde edades tempranas para, en un futuro, conseguir un bienestar y una calidad de vida adecuados.

Para ello, se recomienda realizar estas sencillas actividades/ejercicios a diario para mantener la mente en forma y prevenir futuras patologías o ralentizar los efectos de las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer:

Jugar al abecedario

Todos los días es importante entrenar el cerebro con un simple juego con las letras del abecedario. Empezando por A, la idea es apuntar en un papel todas las palabras que comiencen por esa letra, y seguir así con el resto en orden alfabético. De media, una persona sana suele escribir unas 200 palabras por letra. Es posible que los primeros días no se consigan tantas, pero con práctica se logrará avanzar y mantener la mente activa.
Leer, una actividad que previene el Alzheimer
Storyblocks

Leer la prensa

Esta simple rutina conlleva numerosos beneficios. Además de estar al día de la actualidad del mundo que nos rodea, nos ayuda a saber en qué momento temporal nos encontramos y a memorizar en nuestra mente futuros eventos y acontecimientos nacionales e internacionales. De esta manera, conseguimos mantener la mente despierta en todo momento.

Mantener relaciones sociales

Actividades tan sencillas y placenteras como charlar por teléfono o quedar con amigos ayudan a prevenir el deterioro cognitivo. Estar con otras personas o mantener conversaciones con gente conocida a diario hace que el cerebro se mantenga activo y sano.

Seguir el calendario

Aunque parezca evidente, es muy importante saber en qué día vivimos. Esto ayudará a organizar y a planificar las actividades de la semana con el fin de no perder la noción del tiempo. Cuanto más hagamos trabajar a nuestras neuronas, mejor salud mental tendremos.

Dieta completa y equilibrada

Una alimentación saludable se compone de carbohidratos, proteínas y grasas, perfectamente combinados y en proporciones adecuadas para que el organismo y el cerebro no carezcan de ningún nutriente esencial. La dieta mediterránea es la ideal.
Seguir una dieta completa y equilibrada es fundamental para prevenir el Alzheimer
Storyblocks

Suprimir el tabaco y el alcohol

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de tabaco puede estar detrás de hasta el 14% de los casos de Alzheimer. Por ello, es recomendable eliminar el consumo de esta sustancia nociva. Por su parte, el alcohol también afecta negativamente a los procesos cognitivos. Cuanto más alcohol se consuma, más posibilidades hay de que las células nerviosas se atrofien.

Jugar al ajedrez

Esta actividad es perfecta para conseguir mayor agilidad mental y potenciar el razonamiento. Asimismo, se fomentan las habilidades visoespaciales -capacidad de representar, analizar y manipular objetos mentalmente-. En este sentido, con el ajedrez se practican los movimientos de cada pieza de ajedrez mentalmente, se planifican jugadas con antelación y se aprende a reaccionar más rápidamente ante las acciones del contrario.  
  • Artículo elaborado en colaboración con Liceum y la SEN

Te puede interesar

Especial Navidad

SUSCRÍBETE Y SIGUE A MdE

Recibe las novedades de MujerdeElite: