Buscar

Los mejores alimentos, suplementos y plantas contra el estrés ¡acaba con él!

¿El estrés comienza a ser un problema? Acaba con él incluyendo en tu dieta estos alimentos, suplementos naturales y plantas que han demostrado su eficacia contra la ansiedad y el estrés.

   27/6/2019 - 7:31 5m 32s
Storyblocks

Es un hecho que el ritmo de vida actual es culpable, en muchos casos, de las alarmantes cifras de estrés en la población. Y es que, manejar la tensión a la que estamos sometidos en nuestra vida laboral, sentimental o familiar, sin llegar a sufrir estrés, aunque sea en determinadas situaciones, es francamente complicado.

Los primeros indicios de la aparición de estrés son los problemas alimenticios -falta de apetito o apetito desmesurado-, trastornos del sueño y un malestar que se va apropiando de nuestro día a día. Comenzamos a estar distraídos, irritables, a ser muy críticos con nosotros y el entorno y a tener problemas de sociabilidad. La intolerancia hacia el entorno y los cambios de humor van ganando terreno y, ante este panorama, nos cuesta tomar decisiones.

Alimentos contra el estrés

Tal y como ya hemos comentado, los cambios en la conducta alimentaria son uno de los primeros síntomas que nos alertan y dan la voz de alarma de que estamos pasando por una etapa de nuestra vida estresante. Es común sentir deseos de comer chocolate, dulces o helados en situaciones estresantes, sin embargo, consumir este tipo de alimentos con frecuencia no es saludable. De hecho, existen otro tipo de alimentos mucho más sanos que te ayudarán a luchar eficazmente contra la ansiedad y el estrés.

Storyblocks

Investigadores y científicos han demostrado que los mejores alimentos contra el estrés son las frutas, verduras, pescado y frutos secos, alimentos ricos en nutrientes, vitaminas y minerales que, lejos de hacerte ganar peso, equilibran la dieta y te ayudan a relajarte. Toma buena nota de ellos y añádelos a tu dieta antiestrés:

Zespri

Pescado

El pescado ayuda a mantener tu salud mental en plena forma, especialmente el pescado azul como el atún, salmón, sardinas o caballa, que por su riqueza en Omega 3, fortalece el corazón y las arterias. Consúmelo un mínimo de 3-4 días por semana.

Frutas y verduras

Trata de comer fruta y verdura a diario, sobre todo si son frescas. Los guisantes son especialmente recomendables, pues son ricos en vitaminas del grupo B, fortalecen el sistema nervioso, regulan el apetito, el sueño y el estado de ánimo, combatiendo el estrés.

También los pimientos. Debido a su alto contenido en agua, fibra y potasio, aportan muy pocas calorías, producen sensación de saciedad y combaten eficazmente la retención de líquidos. Estas características les convierten en un alimento recomendado en dietas de adelgazamiento. Además, constituyen una fuente importante de vitamina C (especialmente los rojos) reconocida por su poder antioxidante. A todas estas cualidades benéficas se une su riqueza en triptófano, sustancia que propicia el sueño y ayuda a mejorar estados de ansiedad y estrés.

Recuerda cocinar las verduras al vapor para minimizar la pérdida de vitaminas.

Lácteos

Los productos lácteos ayudan a reducir el estrés, gracias a su efecto sedante. Es ideal consumir en la cena o un poco antes de acostarte, un vaso de leche, un yogur o queso fresco.

Suplementos contra el estrés

Cuando los alimentos antiestrés que incluimos en la dieta no son suficientes, puedes darle un empujoncito a tu organismo con algunos suplementos que han demostrado su eficacia en situaciones tanto de decaimiento como de estrés, equilibrando tu sistema nervioso:

El ginseng

Originario de Asia y una de las plantas más populares del mundo, el ginseng aumenta la resistencia ante el estrés y mejora la capacidad física, proporcionando una sensación general de vitalidad.

Storyblocks

La vitamina C

Si te sientes un poco baja de energía, puedes optar por la vitamina C, un complemento natural antioxidante que evita el envejecimiento prematuro de las células, incrementa la vitalidad y despeja tu mente.

El magnesio

Si lo que necesitas es relajarte e incrementar tus niveles de energía, evitando el estrés físico o mental, lo mejor es el magnesio. Descubre aquí todos sus beneficios y los alimentos más ricos en magnesio.

El triptófano

El triptófano es un precursor de la serotonina, un neurotransmisor que regula el equilibrio bioquímico del cerebro y que es responsable de nuestro estado de ánimo. Solo a través de la alimentación podemos obtener el triptófano. Alimentos como los huevos, los plátanos, la leche o los cereales integrales son ricos en este componente, por eso es muy importante incluirlos en nuestra dieta diaria. Pero hay veces que necesitamos una dosis extra de este aminoácido y tendremos que recurrir a suplementos alimenticios de triptófano.

“Si descansamos pocas horas, la situación se agrava y seguramente nuestros niveles de triptófano disminuirán, por lo que es importante recuperarlos con una ayuda extra: mediante suplementos alimenticios con triptófano”, aconseja el Dr. Gaona, médico psiquiatra.

Plantas contra el estrés

Los trastornos del sueño son uno de los síntomas más frecuentes que regala el estrés. Para ayudarte a combatir la ansiedad, el nerviosismo y el insomnio de forma natural, dos plantas son tus aliadas:

La Pasiflora

La Pasiflora es conocida como la “benzodiacepina natural”. Actúa prolongando las fases de sueño profundo y proporcionando un descanso reparador, sin desvelos y sin efectos secundarios al día siguiente. De hecho, diversos ensayos farmacológicos han puesto de manifiesto un efecto sedante e hipnótico, así como ansiolítico en la Pasiflora. La Facultad de Farmacia de la Universidad de Florida publicó un estudio en la revista Planta Medicinal en el que demostraba una actividad ansiolítica similar a los ansiolíticos convencionales. Su uso se encuentra recomendado por la farmacología europea (EMEA) y la Organización Mundial de la Salud.

Pasiflora

La Hierba de San Jorge

También conocida como “milamores” y familia de la valeriana, esta planta tiene un suave efecto sedante que te ayuda a superar la ansiedad, el estrés, los nervios y las consecuencias asociadas: palpitaciones, dolor de cabeza, agotamiento, insomnio…

Para preparar una relajante infusión, necesitas 10 gramos de raíz, que previamente habrá que lavar bien y cortar en pequeños trozos, dejando secar en sitio oscuro y bien ventilado. Una vez preparada la infusión, déjala reposar durante una noche antes de tomarla.

Temas relacionados  ››  

Te puede interesar