Buscar

Decoración interiores: colores intensos

Decoración interiores: colores intensos
4m 21s

Apúntate a los ácidos… la decoración de tu hogar pide un poco de vida. Abandona los tonos grises y llena de intensidad tu casa.

Alegría, eso es lo que debe de inundar tu vivienda, y nada ayuda mejor que los colores intensos. Arriesga en la decoración y conseguirás que tu hogar respire optimismo.

Apuesta por las mezclas, no se trata de que una atmósfera estridente se apodere del ambiente, pero con los detalles justos podemos hacer que un día gris cobre vida nada más entrar en tu casa.

Desde las alfombras al menaje, pasando por la lencería del baño o un cuadro del salón, todo puede llenarse de color. Ten en cuenta los electrodomésticos de la cocina o la colcha de tu dormitorio, no te limites, puedes seguir estos consejos para cambiar la decoración del dormitorio sin cambiar los muebles.

La decoración alegre parece que queda relegada a la habitación de los niños y las viviendas de los más jóvenes, pero es un error. Los colores ácidos vienen a iluminar cada estancia aportando gamas cromáticas que pocos se atreven a utilizar, pero que cuando lo hacen resulta todo un acierto.

Naranjas, verdes, amarillos, rosas, azules o rojos consiguen revitalizar las zonas más oscuras, aportando calidez y energía.

Si hay un auténtico mago en la utilización del color esa es la diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada. Su línea de ropa y mobiliario para el hogar es un auténtico estallido.

La diseñadora reconoce que el color es toda una filosofía de vida. "Cuando te gusta el color te gusta de todas partes. No hay nada más triste que una habitacion beige", afirma rotunda. Y continúa diciendo, que odia "los ambientes formales de tonos neutros".

Las telas rayadas son su apuesta esta temporada. Bicolores o multicromáticas consiguen el efecto que pretenden: actualizar diseños clásicos de butacones y butacas, y así crear una pieza original con una presencia importante en nuestro hogar.

GOTAS DE OPTIMISMO

Despieza gotas de optimismo sobre un sofá de tonos neutros como el beige o el gris con un fucsia intenso en uno de los cojines sobre los que te recuestas. Ilumina la pared con fotografías transformadas en cuadros al más puro estilo Andy Warhol, imágenes en cuatro colores que te harán recordar alguno de los mejores momentos de un día especial.

La habitualmente sencilla, la zona de lectura puede transformarse con un reposapiés con estampados florales que den color a este área de sosiego. Una mesa auxiliar en metacrilato de color amarillo viejo o naranja ayuda también a envolver un ambiente, que es tradicionalmente austero y en el que se busca cierto recogimiento para concentrarse en la lectura, tendrá una apariencia distinta a la habitual con estos pequeños matices que, sin embargo, no distraen a quien la ocupa.

Los contrastes son los que marcan la tendencia de Ikea con una sencilla propuesta para la zona de estar en la que neutros como el blanco y el negro permiten incorporar divertidos sillones y sofás para compartir una charla. Amarillos y rosas que combinan a la perfección con una lámpara floral de tonos mates.

Las pequeñas lámparas de mesa que propone Bo Concept sirven también para incluir en la habitación ciertas dosis ácidas. Una pantalla en cristal opaco que va degradando su tono hasta quedarse en blanco es perfecta para la lectura durante la noche y para ofrecer color durante el día.

Si la sobriedad del gris humo, tan aconsejado por los interioristas para las paredes por su efecto clásico y relajante, ha sido tu elección, no dejes que tu recibidor se llene de oscuridad. Banack se inspira en el bermellón brillante de sus jarrones para lograr que la energía case a la perfección con la calma. Si a eso le añadimos un cuadro en patchwork con pailletes e hilos refulgentes en el mismo color la composición no puede resultar más acertada.

En la cocina conseguuirás que el inmaculado blanco de los cajones o el acero de los electrodomésticos pasen desapercibidos ante un tabique de vidrio en amarillo o verde. Piensa que también puedes conseguirlo con azulejos o forrando la parte externa de los muebles.

Las sillas de la mesa o los cojines de los asientos de la cocina también son un buen reclamo para el color. Y los pequeños electrodomésticos también ayudan. La firma Bosch ha diseñado una batidora, Powermaxx, en rojo intenso así como alguno de sus complementos. Y Whirlpool dispone entre sus microondas de algunos en un naranja intenso.

Te puede interesar