Buscar

NOVIAS: Los productos de belleza indispensables

NOVIAS: Los productos de belleza indispensables
Gtres
4m 20s

Quieres que no llueva, que todo salga bien, poder controlar los nervios y por supuesto, estar radiante. El día de la boda llega y tu quieres lucir perfecta. No es difícil porque la felicidad será tu mejor base de maquillaje pero para un resultado diez, tienes que prepararte cuidando tu piel con el tiempo necesario de forma que irradie salud, naturalidad y ni una imperfección.

Estar impecable el gran día requiere cuidados faciales y corporales. En las semanas previas al enlace, la cosmética se vuelve tu aliada y podrás encontrar numerosos tratamientos que te ayuden a conseguir una piel perfecta.

Muchos centros de belleza cuentan con programas específicos para novias que en varias sesiones te dejarán impecable. Todos ellos persiguen dos objetivos: limpiar la piel en profundidad e hidratarla de forma conveniente

La zona más importante a tratar, porque será el centro de todas las miradas, es el rostro. Un cutis sano y luminoso será tu mejor carta de presentación. Para una apariencia impecable los pasos a seguir son:

Limpiar en profundidad

Para ello necesitarás una emulsión limpiadora que se adapte a las características de tu piel  (especialmente si es más o menos grasa). La limpieza debe ser diaria pero además , en tu caso, la exfoliación resulta imprescindible.

Bien en casa o bien en un centro profesional deberás realizar un tratamiento exfoliante que elimine las células muertas y las impurezas favoreciendo la regeneración de la epidermis y aportándole tersura y luminosidad. Existe una gran variedad de productos exfoliantes a base de arcillas, algas, aceites esenciales e incluso frutas.

Nunca realices la exfoliación el día antes de la boda, ten en cuenta que éste es un tratamiento agresivo y la piel necesita un tiempo de recuperación. Elige el producto que mejor se adapte a tus características y a la sensibilidad de tu piel. Ten especial cuidado por ejemplo con la presencia de puntos negros, acné, manchas, etc.

Tonificar

El objetivo principal de los productos tonificantes es devolver el equilibrio del ph de la piel y aportarle frescura y suavidad.

Recuerda que muchos tienen un alto poder astringente y pueden secar en exceso la epidermis por lo que el consejo profesional en este caso es muy recomendable.

Hidratar y nutrir

Una piel limpia está preparada para recibir todos los nutrientes que necesita para brillar con luz propia. La hidratación es fundamental para conseguir un aspecto sano y vital. Puedes elegir entre las numerosas cremas que se encuentran en el mercado. Elige alguna que hidrate sin engrasar.

Otra buena idea es aplicar una mascarilla que no sólo restablezca la correcta hidratación sino que aporte vitaminas, sales y oligoelementos que alimenten la piel.

CUERPO DIEZ

En cuanto a los tratamientos corporales son también muy importantes y deben por un lado proporcionar suavidad y tersura a la piel y por otro ejercer una acción relajante que también te vendrá muy bien para que el stress no te juegue una mala pasada.

En este sentido, acudir a un Spa o balneario urbano es una excelente idea. Aquí además de disfrutar de los beneficios de la hidroterapia podrás recibir algún tratamiento como por ejemplo envolturas de arcilla o algas (algoterapia), pindas weda (saquitos aromáticos calientes que se colocan en puntos estratégicos para eliminar toxinas y relajar el organismo), técnicas ayurveda (masajes y aplicación de aceites esenciales que equilibren el bioritmo) o simplemente un buen masaje relajante o tonificante.

Por último al hablar de productos esenciales para novias tienes que tener en cuenta el cuidado de tus manos y pies. Manicura y pedicura son "obligatorias" y una buena crema de manos no puede faltar en tu neceser de retoques.

MAQUILLAJE

Una vez realizados los cuidados previos estás preparada para dedicarte únicamente a tu estilismo.

Aunque el maquillaje es "otra cuestión", aquí tienes unos consejos básicos: busca la naturalidad con una base ligera uno o dos tonos más clara que el color de tu piel (previamente habrás aplicado un buena crema hidratante que puede incluir una ligera coloración), utiliza el corrector para disimular sombras y ojeras y aplica polvos ultraligeros que aporten luminosidad y corrijan imperfecciones como los polvos compactos de Sisley o los Meteorites Perles de Guerlain.

Maquíllate lo más parecido a como lo haces para un día corriente y, si eres de las más sensibles y de lágrima fácil, recurre a los productos waterproof.