Descubre los mitos más frecuentes sobre la alimentación

La alimentación es uno de los pilares básicos para conseguir no sólo una figura estilizada, también una salud de hierro. Descubre desde MujerdeElite los mitos más comunes sobre alimentación y destiérralos de tu vida.

   07/2/2014 - 9:23 3m 22s
GO fit
No hay nada más común que confundir dieta con alimentación sana. Y es que la obsesión que nos produce el lucir un cuerpo 10 hace que muchas veces dejemos de lado lo verdaderamente importante, que es una dieta sana y equilibrada compuesta por todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita para un correcto funcionamiento. Además, nuestra mente está plagada de falsos mitos sobre alimentación tales como que beber agua durante la comida engorda o que las espinacas te proporcionan la apariencia de Popeye. Desde MujerdeElite te aclaramos los falsos mitos más frecuentes sobre la alimentación.

La sal engorda: la sal retiene líquido en nuestro cuerpo, pero no genera grasa corporal. El agua retenida aumenta el peso corporal, pero, en el momento en el que dejamos de comer sal en exceso, recuperamos el peso inicial.

Las espinacas potencian la fuerza: a Popeye puede ser. ¡A nosotros no! Las espinacas nos aportan fibra, vitamina K, B9 y A, potasio y un poquito de hierro y muy pocas Kilocalorías. El mito de las espinacas y el hierro es simplemente eso, un mito. La cantidad de hierro es insignificante en las espinacas.

El agua engorda durante las comidas: este es uno de los mitos más escuchados y con menos sentido. El agua no engorda, tiene 0 kilocalorías y es fundamental para mantener una dieta equilibrada.

La cerveza engorda: el alcohol y los carbohidratos que contiene, que varían según el tipo de cerveza, aportan entre 35 y 40 kcal/ 100 gr. En una lata de cerveza podemos ingerir entre 100 y 120 kcal. Una lata no es problema, pero como en cualquier producto, abusar no es bueno.

El pan engorda: depende de la cantidad y de la variedad. El problema aparece cuando acompañamos todas las comidas con pan, que supone un extra difícil de cuantificar y controlar. ¡Pero un poco de pan no hace daño!

GO fit
depende del contenido en grasa que tengan los productos lácteos que consumamos y de la cantidad. Si no existe intolerancia a la lactosa o alergia a la proteína de vaca, no son perjudiciales para la salud, aunque cierto es que los productos desnatados contienen menos grasas y son, en la mayoría de los casos, más saludables.

Los productos light adelgazan y los productos 0% grasas son más saludables: un alimento light que, por definición, aporta menos calorías que su homólogo no light, puede aportarnos demasiada energía e incluso más de la necesaria. Además, puede ser que un producto 0% grasa contenga otros nutrientes que nos aporten más calorías, como los carbohidratos y las proteínas.

Los productos integrales engordan menos: los productos integrales con la misma composición que los elaborados con harina refinada, sí engordan menos, aunque no de forma espectacular. La diferencia radica en que el pan integral es más rico en fibra, vitaminas y minerales, contribuyendo a reducir su índice glucémico.

Así que no te engañes ni conviertas tu alimentación en una pesadilla. Sigue una alimentación rica en productos frescos y de temporada, y evita los productos que perjudican tu salud y que por regla general, son los que también engordan. Incorpora a tu dieta todos aquellos que te hagan sentir estupenda tanto por dentro, como por fuera, gracias a los alimentos que te ponen de buen humor y te sacan una sonrisa.

SUSCRÍBETE Y SIGUE A MDE

Recibe las novedades de MujerdeElite: