Buscar

Las 10 mejores ideas para reavivar el deseo sexual en verano ¡no fallan!

No permitas que la rutina se instaure en tus relaciones sexuales veraniegas. Ficha estas 10 ideas infalibles para reavivar el deseo sexual.

5m 38s
Gtres
Numerosos estudios confirman que el verano es la época del año en la que nos sentimos más alegres, atractivos y con más ganas de mantener sexo. Por ese motivo, y con el ánimo de innovar, reavivar la pasión y el deseo sexual, Durex nos propone 10 ideas prácticas de lo más sugerentes. Pruébalas, no te arrepentirás…

1. El poder sexual del hielo

El uso del hielo para dar rienda suelta a la pasión y aumentar el deseo sexual es un concepto clásico, pero hay muchas maneras de añadir nuevos, emocionantes y escalofriantes giros a esta técnica: polos de hielo para adultos para dar un beso profundo y refrescante; enfriar en la nevera una botella de lubricante para conseguir escalofríos en la pareja; o utilizar una botella de vino o agua dentro de un cubo de hielo no solo para enfriar el vino, sino también para deslizar cubos de hielo sobre la piel de tu amante.

2. Regreso al pasado ¡en el coche!

Fotolia
Si tienes niños o compañeros de piso, y tu casa siempre está ocupada, siendo difícil estar tranquilamente con tu pareja sin que nada ni nadie os interrumpa, tu coche puede convertirse en un espacio privado muy valioso para coquetear y besarse como si fuerais adolescentes de nuevo.

3. Cuerpo a cuerpo con el “Nuru”

El “Nuru” es un tipo de masaje erótico japonés en el que una mujer cubre a su pareja por completo con aceite o gel lubricante, luego desliza su cuerpo desnudo contra el de su pareja, para la estimulación piel con piel. Probar el “Nuru” es la aventura sexual ideal en verano para las parejas que les gusta que el sexo tenga un poco de diversión, y encuentran que luchar y deslizarse riendo juntos cumple todas sus expectativas. ¿Por qué no probarlo?

4. Música para el sexo

Crea un nuevo ambiente para el dormitorio con un tipo de música diferente para acompañar el acto sexual. Prueba con canciones que transmitan una sensación de vacaciones de verano, o grabaciones de olas y el canto de pájaros en la selva para transportarte mágicamente a otro lugar sin ni tan solo salir de casa. Si necesitas más ideas, descubre en MujerdeElite una selección de canciones para el antes, durante y después.
Happn

5. Posturas sexuales refrescantes

En las sofocantes noches de verano, la idea de tener sexo salvaje y sudoroso puede que nos motive poco. Para hacerlo más cómodo, mantén un ritmo lento y sensual, y elige posturas sexuales que limiten el contacto físico, para que el aire fresco pueda circular alrededor tuyo; la mujer encima con el hombre tumbado debajo puede ser una buena posición.

6. El poder del agua

La ducha es el lugar perfecto para encender la llama de la pasión y paliar el calor veraniego. Para gozar una buena ducha trata de usar un gel de ducha que contenga menta o aceite de árbol de té para sentir una relajante sensación de frescor. A algunos chicos les resulta muy estimulante jugar con las burbujas, mientras que otros no se acaban de sentirse cómodos, así que experimenta y explora con pequeñas cantidades para encontrar el punto justo. Trata de utilizar champús de menta y té para daros el uno al otro un estimulante y vigorizante masaje en la cabeza y el cuero cabelludo.
Gtres

7. Cuidados de verano para un sexo desenfrenado

Si te has depilado la línea del bikini con cera para asegurarte que está suave para la temporada de trajes de baño, trata de ser aún más atrevida y no te pongas ropa interior debajo de un vestido largo veraniego para encontrarte con tu pareja. Si sabe que estás haciendo algo tan atrevido en un lugar público, harás que su corazón se acelere. Deja que tu amante sepa en algún momento de la noche que te has atrevido a ir desnuda, ya sea diciéndoselo bajito en el oído, o poniéndole tus bragas en su bolsillo de forma sutil. Eso sí, no hagas esto muy temprano durante la noche, o puede ser que queráis ir directos a casa para tener más intimidad.

8. Modifica los horarios del sexo

Gtres
Normalmente, cuando estamos de vacaciones nuestros habituales horarios sexuales cambian; es normal volver de la piscina o de la playa, ducharse juntos y disfrutar del sexo perezoso de media tarde o mientras se pone el sol justo antes de ir a cenar o salir a tomar algunas copas.

¿Por qué no probar esto en casa también? Trata de tener una atrevida sesión cuando te estés preparando antes de salir por la noche. El simple hecho de hacer el amor en una hora diferente del día ayuda a hacer que las cosas sean más frescas, además te sentirás menos cansada, perezosa y llena que al final de una noche de fiesta.

9. El poder de los aromas

Nuestro olfato está muy ligado a los recuerdos de nuestra memoria. Usar loción solar o aceite de coco para hacer un masaje a tu pareja puede provocar un estado de felicidad y relajación que puede recordar a vacaciones pasadas.

¿Te sientes más creativa? Intenta jugar con los labiales solares para dibujar en el cuerpo de tu pareja simulando body painting: traza las costuras de unas medias en las piernas de tu pareja o trata de esconder una pequeña cruz en la parte de tu cuerpo en la que te gustaría que te besaran y reta a tu pareja a encontrarla. Después, divertiros mientras laváis vuestros cuerpos.

10. Con libertad

Experimenta de forma sutil con las relaciones al aire libre haciendo el amor junto a una ventana abierta. Baja las persianas si te preocupa que los vecinos puedan verte y recuerda no hacer demasiado ruido para que no puedan oír lo que estáis haciendo... Si la emoción de que os puedan ver es lo que hace que tu corazón vaya más rápido, deja las cortinas abiertas, disfruta de las vistas y pregúntate si algún extraño está disfrutando con vosotros.
Temas relacionados  ››