Buscar

Alimentos contra el insomnio

Disfrutar de un descanso reparador es indispensable para sentirte bien por dentro y por fuera. Descubre los alimentos que te ayudan a combatir de forma natural y eficazmente el insomnio.

2m 59s
Gtres

¿Cuántas veces te has metido en la cama para dar vueltas y vueltas sin poder conciliar el sueño? ¿Más de una? Nuestro ritmo de vida, las preocupaciones o el estrés pueden incidir negativamente en tu calidad de sueño, por eso te recomendamos vigilar tu dieta, ya que consumiendo los alimentos adecuados en la cena lograrás un sueño más rápido y placentero.

Sigue leyendo y no olvides meter en la cesta de la compra los siguientes alimentos:

ALMENDRAS

Las almendras contienen gran cantidad de magnesio, que ayudan a la relajación muscular y favorecen el sueño. Consumir unas pocas almendras en la cena serán suficientes para que notes sus efectos sedantes.

ACEITUNAS

Para dormir bien y mejorar la calidad del sueño, se padezca o no insomnio, come aceitunas. Contienen triptófano, magnesio, calcio y vitamina B6, vitaminas y minerales que ayudan a producir melatonina, la hormona que se activa en la oscuridad e interviene en el ciclo natural del sueño, regulando el ritmo circadiano y/o los patrones del sueño. Así, el magnesio activa el sistema parasimpático, un relajante natural que ayuda a desactivar la adrenalina; el calcio regula los neurotransmisores y ayuda al cerebro a producir melatonina y renina; la vitamina B6 interviene en la síntesis de varios neurotransmisores; y el triptófano, cuya carencia puede incidir negativamente en cuadros de estrés, ansiedad e insomnio.

PLÁTANO

Si tienes problemas para dormir, tómate un plátano poco antes de acostarte. Debido a su riqueza en magnesio y potasio, ayuda a relajar los músculos propiciando un sueño reparador.

CEREZAS

Las cerezas frescas o en zumo, gracias a la "melatonina" que contienen, te ayudarán a conciliar el sueño más rápidamente. No lo dudes, disfruta de esta fruta poco antes de acostarte y dormirás a pierna suelta.

LECHE

La leche posee un perfecto inductor del sueño, el calcio, pues es de gran ayuda contra el estrés y la estabilización de las células nerviosas. Disfruta de un reconfortante vaso de leche bien calentito antes de acostarte y verás como te resultará más sencillo conciliar el sueño.

INFUSIONES

Algunas infusiones te ayudarán a relajarte y favorecerán un descanso óptimo.

Se destaca la infusión de manzanilla, conocida por sus propiedades relajantes, y el té verde, el cual es rico en "teanina", aminoácido capaz de relajarte profundamente de forma completamente natural y sin efectos secundarios. Si te has decidido por el té verde, te recomendamos elegirlo descafeinado si lo consumirás poco antes de acostarte.

¡CUIDADO CON EL AZÚCAR!

Con frecuencia, los problemas para dormir pueden deberse a una mala elección de alimentos en la cena.

Si la cena es muy rica en azúcares (bollería industrial, chocolatinas, pasteles…) producirá que tus niveles de azúcar en sangre aumenten bruscamente para volver a bajar después mientras estés durmiendo, haciendo que te despiertes a media noche o sufras pesadillas, y en definitiva, impida disfrutar de un sueño reparador.

Evita en la cena los alimentos ricos en carbohidratos simples, y apuesta por los huevos, pescado o el queso, como fuente de proteína, que puedes acompañar de una ensalada variada que contenga lechuga, vegetal que favorece el sueño gracias a sus propiedades sedantes.