Buscar

Los colores de la belleza

Los colores de la belleza
4m 12s

Capaces de restablecer el bienestar físico y de borrar los signos de fatiga del rostro, los colores son los nuevos ingredientes que dibujan la belleza. ¿Quieres saber cuáles son y cómo actúan?

Desde la Antigüedad, en países como Egipto, Grecia, China o la India, se han utilizado las propiedades curativas del color para tratar enfermedades físicas y trastornos emocionales. Estamos hablando de la cromoterapia, un método de armonización física y psíquica, que en función del color y de su intensidad, estimula diferentes respuestas psicosomáticas.

La aplicación de la luz y del color llega a los centros estéticos para desintoxicar y armonizar la piel. Pero de sus beneficios no solo se nutre el rostro, las piernas, la espalda, los pies, las manos y el pecho también disfrutan de sus propiedades hasta conseguir una buena regeneración celular, además de mejorar el estado de ánimo y paliar el estrés.

Arcillas, sueros, aceites esenciales, lámparas de luz y baños de colores son algunas de las novedades cosméticas que sirven para cuidar y mimar la piel. "La cromoterapia, que suelo recomendar para pieles jóvenes y cansadas, resulta muy útil para limpiar, hidratar, tonificar, recuperar la luminosidad y borrar los signos de fatiga, es decir restablecer la belleza", explica la esteticista Carmen Navarro, con más de treinta años de experiencia en el sector.

En sus centros, esta veterana profesional aplica el tratamiento de cromoterapia "Fitobiodermin", basado en la medicina china, para exfoliar, nutrir, regular el estado de la piel, optimizar la calidad el tejido, reestablecer la circulación energética, minimizar los cúmulos grasos, restaurar el riego sanguíneo y conseguir calmar el sistema nervioso.

"El tratamiento de cromoterapia comienza con la limpieza y desmaquillado del rostro. Después se trabajan los chacras -puntos energéticos a través de los cuales el ser humano recibe la energía- para desbloquear las tensiones musculares, de este modo, la piel será mas receptiva a las bondades de la cosmética", añade Carmen.

El protocolo de la cromoterapia continúa con la aplicación de mascarillas, aceites, sérum e hidratantes de colores, todos ellos elegidos en función de las necesidades de la dermis, del estado de ánimo y las disfunciones físicas. El tratamiento termina con un suave masaje para dinamizar el metabolismo celular y estimular los sistemas de defensa natural.

Las ventajas de esta terapia también se pueden recibir a través de lámparas de luz, dulces baños o duchas con hidromasaje. Todos estos métodos trabajan para conseguir el bienestar y ejercer una influencia positiva a nivel físico, psíquico y emocional.

LAS BONDADES DEL COLOR

"La cromoterapia, que estudia la influencia positiva y negativa de los colores sobre el ser humano, se debe de aplicar después estudiar los problemas de la persona, ya que cada tono tiene su propia función", explica la esteticista Carmen Navarro, como se detalla a continuación.

Rojo
Es el color del verano. Resulta beneficioso para agilizar el flujo sanguíneo, fortalecer los capilares y elevar la pasión, así como para tratar casos de anemia, eccemas, trastornos depresivos o quemaduras producidas por el sol. Es el tono de la energía y de la vitalidad.

Verde
Es el tono de la primavera y de la naturaleza. Simboliza la vida nueva y en belleza se utiliza para regenerar las células, desintoxicar la piel y tratar las manchas. Aporta luz y calma, además de reducir la ansiedad y mejorar el sueño.

Amarillo
Es el color de los cambios de estación. Estimula la alegría y la capacidad intelectual, y combate los trastornos digestivos, las dolencias hepáticas y los dolores musculares. En cosmética se utiliza para limpiar la piel de todas las impurezas.

Naranja
Simboliza el amanecer, es el tono de la vitalidad y de la alegría. En terapia ayuda a mejorar los problemas respiratorios, la artritis y la reuma. En manos de los expertos en estética, resulta tonificante y energético.

Violeta
Es el color del invierno. Trata desordenes mentales y dolores de cabeza, además de reducir la angustia. Sobre la piel es un potente reafirmante.

Azul
Simboliza la concentración y creatividad y entre sus beneficios se encuentra mejorar los problemas auditivos, purificar la sangre y atenuar los dolores de estómago. Es muy recomendable para calmar y relajar.

Rosa
Es un color que ayuda a suavizar el carácter y hacer uso de la delicadeza.