Buscar
Filtros
En qué categoría buscar
  
Buscar en:
Marca donde deseas buscar el texto o palabras clave que hayas introducido, si no marcas nada se buscará en toda la receta
En el Título
En los Ingredientes
En la Elaboración

Granola de avena y manzana con pudding de chía

Por
MujerdeElite
   (5) / 4 Votos
Categoría Postres y Panes
Esta receta es Vegetariana
60 minutos
Fácil
Granola de avena y manzana con pudding de chía

Ingredientes » Calculadora de Calorías

Para el pudding de chía (2 personas):

  • 4 cucharadas de semillas de chía
  • 1 taza de leche de almendras
  • 1 cucharadita de canela (opcional)

Para la granola de avena y manzana (500 gramos):

  • 2 tazas de copos finos de avena integral
  • 1 manzana Fuji
  • ½ taza de semillas de calabaza
  • ½ taza de avellanas
  • ½ taza de trigo sarraceno
  • ½ de taza de aceite de coco
  • ½ taza de miel
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • ½ taza de coco deshidratado en tiras
  • 1 pizca de sal marina
  • 1 cucharada de azúcar mascabado o panela

Cómo hacer granola de avena y manzana con pudding de chía paso a paso

Preparación del pudding de chía:

  1. Añade los ingredientes en un bote de cristal, mézclalos un poco y deja que la chía se active durante toda la noche o un mínimo de 4 horas.
Puedes disfrutar de su textura y todas sus propiedades nutricionales combinándola con yogur, con mermelada, con fruta o, como en esta receta, con granola y fruta fresca. El pudding de chía aguantará bien en la nevera unos 4 días.

Preparación de la granola:

  1. Precalienta el horno a 180º y prepara una fuente con papel de horno.
  2. En un bol grande, mezcla la avena con las avellanas, las semillas de calabaza previamente cortadas y el trigo sarraceno.
  3. En un cacito derrite el aceite de coco a fuego muy lento (puedes utilizar en su lugar aceite de oliva virgen extra, que no necesitarás calentar). Cuando esté derretido, retíralo del fuego y añádele la miel. Mezcla hasta que se derrita y luego incorpora la canela y la sal, y remueve todo muy bien.
  4. En un cazo, pon la manzana pelada (sin el corazón y cortada en cubitos) junto con el azúcar mascabado y, si es necesario, agrega un poco de agua o zumo de mandarina o naranja. Deja cocinar unos minutos hasta que la manzana esté bien cocida y hecha.
  5. Pon en un recipiente esta compota junto con el aceite y la miel derretidos, y bate todo hasta conseguir una especie de puré.
  6. Después, liga esta masa húmeda con la de las avellanas, el trigo sarraceno, las semillas y la avena, y remueve todo perfectamente.
  7. Extiende esta granola en la bandeja de horno de forma homogénea y hornéala durante unos 15 minutos (dependerá del horno). A la mitad del tiempo, revuelve todo para que no se queme solo por una zona y se cocine completamente. Si es necesario, puedes bajar la temperatura para que se hornee poco a poco y se deshidrate mejor en su totalidad.
  8. Cuando veas que ya está casi hecha, añade el coco y deja la granola 5 minutos más en el horno hasta que las láminas de coco se doren. Después, sácala y deja que se enfríe.
Una vez fría, la granola se conserva estupendamente en un bote de cierre hermético durante 2 o 3 semanas. ¡Si no te la comes antes!
Fuente: Marlene®
Valora:

MÁS RECETAS QUE TE PUEDEN INTERESAR