Buscar

10 errores que impiden adelgazar

Descubrimos cuáles son los principales obstáculos que hay que superar para adelgazar de manera saludable, duradera y eficaz.

   actualizado el 20/5/2019 - 5:16 5m 41s
Storyblocks

El 75% de la población adulta ha intentado adelgazar en algún momento de su vida y sólo 2 de cada 10 personas que intentan perder peso lo consiguen. Con estos datos, parece que algo falla para que los intentos de bajar de peso cosechen este grado de fracaso.

Para adelgazar hay que aprender a comer

Aunque todavía queda mucho por descubrir, se ha avanzado en enterrar falsos mitos, en exculpar a los alimentos y en denunciar recetas mágicas para adelgazar. Sin embargo, no son pocas las personas que hoy en día todavía caen en las dietas milagro, métodos para perder peso que se promocionan en programas de televisión, en revistas… En contra de lo que se cree, este tipo de dietas no son inocuas. Este cúmulo de intentos fallidos provoca que cuando la persona toma conciencia de que los atajos no valen para adelgazar, el tiempo de tratamiento se alarga. De ahí que cueste más perder la grasa que conlleva el sobrepeso y los problemas asociados a él, que van mucho más allá del plano estético.

Storyblocks
Para adelgazar hay que aprender a comer, y esto incluye dejar de cometer ciertos errores que podemos tener interiorizados, e incluso informaciones contradictorias y carentes de evidencia científica. Aunque son muchos, reconocerlos en una lista puede ayudar a combatirlos. Destacamos los 10 principales errores que impiden adelgazar:

Error 1: Dar credibilidad a los mitos

Es momento de aclarar que los hidratos no engordan, ni tampoco beber agua en las comidas; la fruta es necesaria y está cargada de vitaminas y no de calorías; los alimentos light no adelgazan; las vitaminas tampoco; el aceite de oliva es necesario en la dieta; tomar durante un día solo líquidos, verduras o pescado no adelgaza, mucho menos el ayuno; los nervios no engordan y el metabolismo no es lento o rápido al antojo.

Error 2: Marcarse un tiempo fijo para perder kilos

La recomendación general es que la pérdida de peso ha de ser paulatina (entre 500 gramos y 1 kilo a la semana), con el objetivo de dar tiempo al organismo a reorganizarse desde el punto de vista metabólico y asegurar que sea un adelgazamiento consolidado, estable y duradero. Eso así, el objetivo no es cumplir con un número de semanas de sacrificios, sino lograr un cambio de hábitos en la dieta para no recuperar los kilos perdidos. La meta no es temporal, debe ser duradera.

Error 3: Pensar que perder peso y cambiar los hábitos no cuesta esfuerzo

Storyblocks

Engañarse no sirve de nada. Disminuir el exceso de grasa corporal pasa por la disciplina personal, por el orden en las comidas, por la voluntad de ponerse a caminar, a nadar o a montar en bicicleta y aprender a comer bien. Conviene tener presente que la ingesta desmesurada de alimentos de forma puntual y el descuido del ejercicio físico durante cuatro semanas son suficientes para que el aumento de peso y de grasa corporal perduren hasta dos años y medio después. No obstante, tampoco creas que cambiar de hábitos y comer sano supone dejar de disfrutar de la vida, todo lo contrario, seguir un estilo de vida saludable conlleva que te sientas mejor por dentro y por fuera, lo que motiva a continuar en esa línea.

Error 4: Cuidar lo que se come y no cuidar lo que se siente

Los hábitos saludables, el control y el dominio sobre lo que se compra y se come, así como la práctica de ejercicio, refuerzan la autoestima. Es una rueda que hace crecer el aprecio hacia uno mismo, lo que aporta bienestar emocional. Si se carece de ella, aparecen las crisis personales que inciden en los hábitos y provocan ansiedad.

Error 5: Adelgazar por los demás

Tanto si se trata de una persona adulta o de un niño, hay que encontrar la motivación en uno mismo. Conviene definir y visualizar en profundidad la razón que ha conducido a tomar la decisión de adelgazar, de cambiar la manera de comer y modificar el estilo de vida. No vale hacerlo por los demás, con el fin de no escuchar sus reproches o sus burlas o para buscar su aceptación o su aprobación. Incluso en los más jóvenes debe imperar la conciencia de que la decisión es propia, aunque se cuente con el apoyo de la familia, amigos, etc.

Error 6: Elegir una dieta hipocalórica muy restrictiva

Las dietas hipocalóricas no son una solución duradera para adelgazar. Pasar hambre conduce al fracaso en la dieta. Un plan nutricional para perder peso debe contener la mayor parte de los alimentos. Además, una dieta hipocalórica produce efecto rebote y pérdida de masa muscular.

Error 7: Pesarse todos los días

La pérdida de peso no es un proceso lineal, sino que, si la dibujásemos en un gráfico, sería similar a la silueta de una escalera con sus peldaños. Se pierde peso y se estabiliza durante un periodo, se pierde peso y se fija y así sucesivamente. La creencia errónea de que no vas bien podría hacerte tirar la toalla.

Storyblocks

Error 8: Abandonar por saltarte la dieta

También podría hacerte abandonar el tirar todo por la borda cada vez que caigas en la tentación de saltarte la dieta. No pasa nada. Saltarte el plan un día no implica que ya no seas capaz de retomar tu esfuerzo. Hay que tomárselo como una piedra en el camino. Una vez pasado el bache, hay que seguir adelante.

Error 9: Compararte con otros

No te compares con los que pierden peso. Y mucho menos si has decidido ponerte a régimen a la vez que tu pareja masculina. El índice metabólico y la masa muscular del varón son superiores. A la hora de perder peso, ellos lo hacen más rápido. De cualquier forma, ni en este ni en ningún caso se trata de una competición.

Error 10: Compensar

No vale comer a la plancha el lunes después de un atracón dominical. No es eficaz. Sólo contribuyes al desequilibrio metabólico, ya que el organismo tiende a recuperar lo que considera que va a necesitar para la supervivencia. Lo que no tome ahora lo tomará después. Además, adelgazará más despacio.

Temas relacionados  ››  

Te puede interesar