Buscar

El corrector: ¿cómo elegir y aplicar tu mejor arma contra las imperfecciones?

¿Un inoportuno granito? ¿Rojeces? ¿Ojeras? ¿Una molesta cicatriz? Las imperfecciones ya no son un problema gracias a los correctores. Descubre cuáles elegir para cada caso y cómo utilizarlos.

   actualizado el 25/8/2019 - 13:01 3m 17s
Publicidad
Corrector - Gtres

Suena el despertador, te levantas de la cama, te diriges al espejo y ¡horror! Descubres tu cara hinchada, las ojeras más marcadas que el día anterior y además con granitos e imperfecciones, fruto del estrés acumulado. Todas recurrimos al imprescindible corrector para camuflar todas aquellas imperfecciones del rostro, siendo por ello uno de los complementos estrella de los maquilladores. Pero… ¿sabes cuál es el ideal para tu rostro?

En barra, en crema, como lápiz, en polvo…

Tienes correctores en barra, en crema o como lápiz, para que puedas decidir qué textura va contigo y elegir el formato que mejor se ajuste a tus necesidades.

Lo último son los correctores en polvo que se aplican sobre el maquillaje como un velo que unifica la tez. Como suelen mezclar varios colores te sirven para todo, piel uniforme y confortable ¡al instante!

En los puntos de venta de cosmética de las más prestigiosas firmas de maquillaje, es habitual el corrector líquido o en barra, que además te ayudan en tu cuidado facial, como Clinique o Lancôme. La última innovación son los correctores que además de tapar las imperfecciones de la superficie de tu piel, alisan, se trata de las texturas en crema, en lápiz o en fluido para eliminar todos los puntos de cansancio.

Entre los más destacados:

  • Natural Finish Cream Concealer de Shiseido. Formato en crema que atenúa pequeñas imperfecciones. Con muy poca cantidad es suficiente.
  • Pure Cover Mineral de Maybelline. Antiojeras con micropigmentos de origen mineral para lograr una cobertura total.
  • Creamy Concealer Kit de Bobbi Brown. Corrector en crema con vitaminas y polvos sueltos para una mejor fijación del producto.
  • Ultra corrector Dermablend de Vichy. Barra ultra correctora con total cobertura para una aplicación localizada. Aguanta inalterable hasta 12 horas y no produce el denominado efecto máscara.
  • Smoothing Resurfacing Primer Studio Secrets de L´Oréal. Una base alisadora para aplicar antes del maquillaje. Ayuda a cerrar los poros y logra un tacto aterciopelado en la cara.
Corrector - Gtres

¿Qué tono elegir?

El color debe ser muy similar al de tu piel, para que ejerza su función correctora sin que se note.

Lo que debes saber es que los tonos amarillentos son ideales para camuflar las manchas, pequeñas cicatrices, ojeras… mientras que los verdosos y azulados esconden a la perfección las venitas y manchitas de cuperosis.

La recomendación de los expertos para conseguir un rostro impecable es utilizar tres correctores: beige, rosado y verde:

  1. El corrector en tono beige servirá para cubrir y disimular con éxito las ojeras.
  2. Con el tono verde se disimulan las rojeces y las venitas que se alojan frecuentemente en las mejillas y aletas de la nariz.
  3. Si se mezcla el corrector rosado con el verde, se cubren las manchas de la piel.

¿Cómo aplicarlo?

Lo habitual es aplicar el corrector directamente sobre la piel limpia y seca en las zonas que se quiere corregir antes de extender la base de maquillaje. Pero también puedes utilizarlo al revés, aplicando primero la base y después usar el corrector para camuflar las imperfecciones.

  • El truco: Para disimular los puntos de fatiga en el rostro y aportar luminosidad y frescura, aplica un poco de corrector en las comisuras, ojeras y barbilla, fúndelo bien con la base de maquillaje y estarás lista. Lo que consigues es aportar luz y eliminar las huellas de cansancio.

Ya puedes despedirte de tu cara recién levantada... Y deslumbrar con el efecto más natural, gracias a los correctores... ¡Úsalos!

Temas relacionados  ››  
Publicidad

Te puede interesar