Las claves para adelgazar y quemar grasa

¿Te machacas en el gimnasio y no ves resultados? Ficha las claves para lograr que tu esfuerzo por fin se vea recompensado, logrando adelgazar y quemar grasa de forma eficaz.

4m 13s
Gtres

Tras el verano y los kilitos de más que puede habernos regalado, los buenos propósitos no se hacen esperar y ponemos a punto la ropa de deporte para iniciar una rutina de ejercicios que permita recuperar la forma física y reconciliarnos con la báscula.

Sin embargo, comenzamos a preocuparnos cuando, tras semanas de sesiones de aerobic, footing, estiramientos y abdominales, esos kilos de más se mantienen inalterables, con la frustración que conlleva. ¿Por qué no funciona? La respuesta está en la dieta que seguimos, resultando del todo imprescindible combinar deporte y dieta para obtener resultados. No te engañes, la ecuación "gimnasio igual quemagrasa" no siempre funciona. Ciertamente el ejercicio sí ayuda a quemar la grasa, lo que sucede es que, al alimentarnos mal, reemplazamos unas calorías por otras.

Así, la clave para conseguir un equilibrio entre lo que ingerimos y lo que quemamos en el gimnasio radica en tener en cuenta algunas claves nutricionales básicas para incrementar el rendimiento físico sin que nos pese:

Gtres
  1. Hacer cinco comidas, en vez de tres, para no pasar tantas horas con el estómago vacío y mantener el metabolismo activo. Es decir, desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.
  2. Limitar el consumo de grasas, cuidar el aporte de vitaminas y minerales a través del consumo regular de fruta y verdura, tomar proteínas en cantidad suficiente y consumir hidratos de carbono no refinados son normas fundamentales a la hora de plantearse adelgazar.
  3. Hidratarse adecuadamente: beber abundante líquido (1,5 litros de agua al día) para eliminar toxinas y depurar el organismo.

¿Cómo y cuándo practicar deporte para quemar grasa?

Cuando el objetivo es quemar grasa, conviene tener en cuenta algunos consejos, toma buena nota de ellos:

  1. Practicar ejercicio tres o cuatro veces a la semana. Debe primar una intensidad moderada de esfuerzo durante 45 minutos, en lugar de invertir menos tiempo y más esfuerzo.
  2. Preferiblemente, practicar deporte por la mañana, después de un desayuno ligero. Hacer ejercicio a primera hora posee innumerables beneficios.
  3. Evitar comer inmediatamente después del ejercicio, ya que en ese momento se produce el denominado efecto afterburn, en el que el organismo, por inercia, sigue quemando grasa.
    Gtres

¿Qué tipo de ejercicio practicar para quemar grasa?

Según el tipo de deporte que practiquemos, el cuerpo obtiene la energía de las grasas o de los hidratos de carbono:

  • Deporte aeróbico (andar a paso ligero, correr, nadar, montar en bicicleta, aerobic de intensidad moderada…): durante la práctica, los músculos obtienen energía de las reservas de grasa. ¿Resultado? Mejora la salud cardiovascular y se reduce la grasa corporal, es decir, logramos adelgazar.
  • Deporte anaeróbico (pesas y ejercicios de intensidad alta): los hidratos de carbono ejercen de combustible. ¿Resultado? Se tonifica el músculo, pero no se pierde grasa corporal.

La ecuación ideal es combinar ambos tipos de deporte para lograr por una parte con el ejercicio aeróbico, quemar grasa de forma directa, mientras que con la práctica de deporte anaeróbico se tonifica e incrementa la masa muscular para convertir a tus músculos en una auténtica máquina "quemagrasa" que aumentará con eficacia asombrosa, tu metabolismo.

Quema grasa y crea músculo gracias a un adecuado descanso y un sueño reparador

Por último, no podemos obviar los extraordinarios beneficios de disfrutar de un correcto descanso. Dormir se convierte en el ingrediente clave para aumentar el rendimiento durante los entrenamientos. De hecho, numerosos estudios demuestran que incluso 20 horas sin dormir reduce en gran medida el rendimiento deportivo.

Analizamos las claves del buen descanso a la hora de practicar deporte:

Storyblocks
  1. El mito que señala que practicar ejercicio antes de dormir dificulta el sueño es falso. Recientes estudios han demostrado que el ejercicio intensivo un par de horas antes de dormir no tiene ningún efectivo negativo sobre el descanso, por lo que no hay motivos para evitarlo a última hora de la tarde.
  2. El correcto descanso nocturno mejora el rendimiento deportivo durante la mañana, en términos de velocidad, precisión y capacidad de reacción.
  3. En el sueño profundo el cuerpo produce hormonas de crecimiento que, a su vez, estimulan el crecimiento muscular y promueven la quema de grasa. De este modo, los atletas se recuperan más rápido y son más eficientes.
  4. Estar físicamente cansado no implica conciliar el sueño rápidamente. Por ello, es necesario mantener una rutina de sueño diaria, es decir, fijar la hora de ir a la cama y de despertarse.
  5. Descansar durante la noche conlleva la relajación muscular, lo que contribuye a reducir el número de lesiones deportivas.
Temas relacionados  ››