Buscar

Combate la digestión lenta y pesada con estos alimentos ¡y una postura correcta!

Elegir los alimentos adecuados y cuidar la postura corporal en la mesa son las claves para favorecer una adecuada digestión.

   actualizado el 22/12/2018 - 8:01 2m 59s
Storyblocks

La Navidad es sinónimo de comidas copiosas en las que solemos ingerir alimentos que no acostumbramos a comer en otros momentos del año. Excesos culinarios que pasan factura a nuestra salud digestiva. El estreñimiento, la hinchazón, los gases y las digestiones lentas y pesadas son algunos de los inconvenientes que traen consigo comidas y cenas con demasiadas grasas, azúcares y bebidas alcohólicas. En definitiva, durante las fiestas desequilibramos nuestra alimentación, alejándonos de una dieta saludable.

Para evitar que el estómago y el intestino se resientan a causa de una “sobrecarga de trabajo”, estos alimentos ayudarán a conseguir un mayor confort digestivo:

  1. Papaya: esta fruta exótica contiene una sustancia llamada papaína, capaz de digerir tanto las proteínas animales (carnes, pescados, mariscos, queso, huevos), como las vegetales (legumbres, frutos secos), ayudándonos a digerir mejor los alimentos y a sentirnos deshinchadas. Sentará ideal en las ensaladas que se preparen para las comidas navideñas o en los postres.
  2. Alcachofa: gran aliada en la digestión de grasas, favorece la secreción de bilis, con lo que es ideal como guarnición o acompañamiento de platos con un aporte graso, como las frituras, las salsas o los quesos curados. Además, su contenido natural en inulina, ayuda a mantener una flora intestinal saludable.
  3. Alimentos integrales: son esenciales para el buen estado de la flora intestinal, por lo que en estas comidas copiosas es recomendable apostar por canapés de pan integral, para ganar en salud digestiva.
  4. Espárrago: muy característico de las comidas de Navidad, tiene un elevado efecto diurético que lo convierte en un alimento esencial para la eliminación de toxinas y reducción de la sensación de hinchazón.
  5. Calabacín: esta hortaliza contiene unas sustancias llamadas mucílagos, que le confieren propiedades emolientes (suavizantes) para el sistema digestivo. Al tratarse de un alimento fácil de digerir y con un ligero efecto laxante, resulta recomendable en caso de problemas digestivos y estreñimiento.

La postura en la mesa también importa

La posición corporal antes, durante y después de comer también afecta significativamente al proceso de digestión. Pedro Torreño, personal trainer de Nutrición Center, ofrece las siguientes recomendaciones:

Storyblocks

  • Antes: procura haber realizado al menos 30 minutos de ejercicio físico antes de comer, esto, junto a respirar de forma profunda entre 8 y 10 veces justo antes de sentarte a la mesa, te ayudará a comer de forma relajada y sin estrés. De este modo, se evitará ingerir alimentos de forma rápida y compulsiva, un claro condicionante de las digestiones pesadas.
  • Durante: siéntate recta y algo adelantada, es decir, próxima al extremo del asiento y sin apoyar la espalda en el respaldo. Esta postura, lejos de resultar incómoda, facilita la entrada de alimentos hacia el estómago, contribuyendo a un procesamiento ágil de los alimentos y a combatir las digestiones lentas y pesadas.
  • Después: evita permanecer sentada mucho tiempo una vez hayas terminado de comer, pero tampoco realices ejercicios bruscos hasta que se haya realizado la digestión de los productos ingeridos. Recoger la mesa, barrer o fregar los platos es una buena opción para mantenerte activa sin realizar movimientos perjudiciales para el procesamiento de los alimentos.
Temas relacionados  ››