Buscar

Las 10 peor vestidas de la boda de los Príncipes de Mónaco

06/07/2011

Colores imposibles, diseños poco acertados, estilos recargados y complementos vulgares. ¿Quieres saber quiénes fueron las peor vestidas de la boda de Alberto II y Charlene? ¡Fíjate bien!

   06/7/2011 - 14:21 10m 10s
Gtres
La reciente boda de los Príncipes de Mónaco, Alberto II y Charlene Wittstock ha inundado de glamour, elegancia y distinción cada rincón de este pequeño Principado a orillas del Mediterráneo. O casi. En líneas generales, las invitadas destacaron por cumplir el protocolo, también denominado como "dress code" que sugería ir de corto y con algún sombrero o tocado, y ser buenos ejemplos de clase y buen gusto.

En líneas generales... porque ha habido varios casos concretos que no han basado sus estilismos en estas premisas y, más que luces, han mostrado todas las sombras del poder y la realeza. Estilismos recargados, complementos mal elegidos, vestidos que no sentaban bien, colores inapropiados, detalles caricaturescos, han sido la nota común a varias decisiones desacertadas.

¿Quieres saber quiénes han sido las invitadas que han destacado más como ejemplos de mal gusto y vulgaridad? ¿Te imaginas cuáles son los diez estilismos que componen nuestra lista negra del glamour de la boda de los Príncipes de Mónaco? ¡Compruébalo y no pierdas detalle!
Gtres

Top ten

1. Petra, la mujer de Jonas Bjorkman: de volantes, arrugas y... ¡mucho verde!

De verde manzana, con un tejido plástico brillante y muy arrugadizo. Así hacía su entrada estelar Petra. Nos colocamos las gafas de sol para que su presencia no nos dañe la vista. No solo por el color, sino también por el diseño del traje.

Sobre el vestido, la mujer de Bjorkman llevaba una chaqueta atada por lazos, por supuesto, y rematada toda ella por una tira fruncida a modo de volantes que no hacían más que aportar al look numerosos y extraños volúmenes entremezclados con arrugas.

Como complementos de este estrambótico estilismo dos aciertos: los zapatos negros semitransparentes a juego con un gran sombrero negro de seda, también traslúcido. Petra: el calzado y la pamela son, sencillamente, perfectos... pero con el traje... ¡Terribles!

2. Denise Rich, estampada contra el buen gusto

La cantante sonreía. Pese a todo. Denise no debió darse cuenta de cómo iba vestida realmente y, tampoco, de que si era el centro de todas las miradas no era porque la miraran con admiración sino más bien con asombro: ¿quién se puede esperar que una celebritie aparezca de esta guisa en una Boda Real?

El indescriptible estampado sobre el vestido, a juego con un foulard que repetía los mismos motivos (¿florales?), así como un bolso sacado de otra época a juego con unos zapatos del mismo siglo y un tocado blanco y negro a modo de floripondio destrozaron el look de esta invitada.

¡Ay, Denise! Esperamos, por tu bien, que para tus actuaciones escojas mejor tus prendas... o tendrás que pagar para que la gente vaya a verte... ¡Qué dolor!

3. Princesa Sophie Johanna Maria de Eisenberg... ¿de primavera invernal?

¿Creería Sophie que la boda era una reunión hippie de los años 60? ¿O un evento sectario para captar adeptos? Sea como fuere, la princesa de la región alemana se propuso inundar de la primavera más invernal el evento...

Las flores, que se asemejaban más a los símbolos con los que popularmente se representa la nieve en las previsiones metereológicas, en multitud de colores llenaban cada rincón de la primera capa de su vestido, así como de la segunda y, como de la chaqueta torera que vestía.

Al extraño atuendo Sophie añadió unos perfectos zapatos en color nude, un desafortunado bolso dorado y un horroroso tocado formado por más... ¿flores o copos de nieve de colores?
Gtres

4. Michelle Yeoh: sencillamente, inquietante

Michelle daba repelús con su aparición en la alfombra roja de la boda de los Príncipes de Mónaco. Su imagen resultaba extraña, a la vez que inquietante y terrorífica.

La mujer de Todt apostó fuerte por un color muy poco apropiado para un evento de esta magnitud: el chocolate. A una camiseta básica en este tono, Michelle unió una falda semitransparente y con mucho volumen que deformaba su escuálida figura.

En los pies unas sandalias de rafia, en la mano un fantástico bolso y en la cabeza... ¡otro gran error!: un gorro rosa con un lazo remataba el look inquietante de Michelle. Eso sí, el elemento más destacado de su estilismo fue sin duda un gran collar de perlas, formado por cinco filas de piedras.

5. La Princesa Catalina de Yugoslavia, un pastel azul

¿Azul pastel o pastel azul? La princesa Catalina apostó fuerte por la tonalidad más dulce y fría del azul... ¡y no acertó! Aunque el error no estaba en el color elegido, que es refinado, elegante y dulce. La terrible equivocación fue que todo su look era azul pastel.

El vestido bordado, en azul pastel, a juego con la chaqueta. Los zapatos con abertura trasera, también azul pastel conjuntados con el bolso y el tocado. Los guantes del mismo color. ¿Y los pendientes?: ¡por supuesto!

Si te fijas podrás apreciar que incluso las piernas muestran un tono azulado... ¿también las medias eran azul pastel? Lo dicho: un pastel azul.

6. María Teresa, gran duquesa de Luxemburgo: el nudo de gris

El tono nude es un acierto. Siempre. O casi siempre. Bueno, en realidad, el color nude es, como cualquier otro, la mejor elección cuando se apuesta por la elegancia y la distinción... ¡y se sabe combinar!

La gran duquesa de Luxemburgo apostó por este tono tan de moda y convirtió el nude en un pesado nudo. El vestido con un frunce a un lado, en este tono, a juego con los zapatos no le favorecían demasiado. Si a este estilismo le sumamos la chaqueta de fantasía plateada que le añadió, junto al tocado gris y el pelo suelto ya vemos que es un desastre absoluto...

¿Gris y nude?, ¿sobriedad y "look orquesta"?: María Teresa hay combinaciones que son totalmente imposibles.
Gtres

7. La gran duquesa María de Rusia... ¿o el gran obispo de las flores?

¿Maria de Rusia o Monseñor de las flores? La gran duquesa de Rusia aparecía con un estilismo alegre, vistoso, confuso y, sobre todo, rotundo.

El look era muy similar el de día al de la noche: vestido extragrande, flojo, lleno de pliegues, colores y estampados sin definir... y, para rematar el look elegante una gran cofia, realizada en el mismo tejido del vestido.

Pero como el vestido no tenía suficiente presencia... la tela estampada también fue aprovechada para los zapatos, en el detalle de una "discreta" flor. Preferencias y gustos aparte, María fue de las invitadas más vistosas del enlace.

8. Tatiana Santo Domingo, al más puro estilo Lina Morgan

La novia de Andrea Casiraghi, considerada por muchos como una de las mujeres más bellas y elegantes del mundo, aterrorizó a todos con su presencia.

La joven eligió un vestido en rosa fucsia muy poco sofisticado, con lazada a la cintura, escote cruzado con tablas y remates de lazadas en los hombros. El vestido era feo... ¡y le sentaba fatal!

Para colmo, las sandalias de tiras que eligió tampoco resultaron apropiadas, al igual que el bolso caja redondeado en color dorado. El colmo ya fue el tocado-sombrero al más puro estilo Lina Morgan: pequeño, pegado a la cabeza y en un tono nude que no le favorecía nada. Un colgante demasiado casual adornaba, para terror de todos, su cuello. ¡Qué pena y qué desilusión, Tatiana!

9. Ira de Furstenberg, encajada en un total look azul

El color era fantástico. Elegante, sobrio, veraniego y discreto. El modelo no tanto. Ira aparecía bajo capas de gasas, volantes y encajes variados.

Ella apostó por el total look azul a través de un traje tres piezas compuesto por una falda de volantes de gasa, una blusa de encaje y, bajo ella, un top. La imagen rococó que mostró le ha costado situarse en nuestro puesto nueve de la lista negra de las invitadas del enlace.

Sin embargo, Ira: aplaudimos la forma de llevar el pañuelo (a un lado), la pamela azul y unos sencillos zapatos en color marino. ¡No todo es criticable!

10. Inés de la Fressange: ¿de camino a la tumbona?

Inés nos gusta y hemos intentado no incluirla, pero... ¡se lo tiene merecido! De esta guisa aparecía en la Boda Real de los Príncipes de Mónaco como si, de camino a la tumbona, el enlace le pillara de camino... ¡y se hubiera apuntado para comprar un barquillo!

El vestido azul marino elegido era fantástico. Sin embargo, la pamela de rafia y las chanclas planas... ¡le han desterrado al décimo puesto de las peor vestidas! Esperábamos más de ti, Inés.

¿Echas a alguien de menos?, ¿se nos ha escapado alguna hortera? Sin duda, las diez seleccionadas... ¡han hecho honores para estar en nuestra selecta lista de las 10 peor vestidas del evento más importante de los últimos años en Mónaco!
¿Quién es la invitada peor vestida de la boda de los Príncipes de Mónaco?
Lejos del glamour, la elegancia y el buen gusto muchas invitadas de la boda de Alberto II y Charlene Wittstock destacaron por los desafortunados looks que adoptaron para esta ocasión tan especial, pero ¿quién te ha parecido la invitada peor vestida de la boda de los Príncipes de Mónaco?
Petra, la mujer de Jonas Bjorkman: de volantes, arrugas y... ¡mucho verde!
Denise Rich, estampada contra el buen gusto
La Princesa Sophie Johanna Maria de Eisenberg... ¿de primavera invernal?
Michelle Yeoh: sencilamente, inquietante
La Princesa Catalina de Yugoslavia, un pastel azul
María Teresa, gran duquesa de Luxemburgo: el nudo de gris
La gran duquesa María de Rusia... ¿o el gran obispo de las flores?
Tatiana Santo Domingo, al más puro estilo Lina Morgan
Ira de Furstenberg, encajada en un total look azul
Inés de la Fressange: ¿de camino a la tumbona?

FOTOS

 
Ir a la foto Petra, la mujer de Jonas Bjorkman apostó por un look hortera
Ir a la foto Denise Rich, totalmente desubicada
Ir a la foto La princesa Sophie Johanna Maria de Eisenberg, estampada
Ir a la foto Michelle Yeoh, mujer de Todt: al estilo Lina Morgan
Ir a la foto La princesa Catalina de Yugoslavia, de azul pastel
Ir a la foto María Teresa, gran duquesa de Luxemburgo: indescriptible
Ir a la foto La gran duquesa María de Rusia, como una mesa camilla
Ir a la foto Tatiana Santo Domingo, muy desafortunada
Ir a la foto Ira de Furstenberg, demasiado encajada
Ir a la foto La modelo Inés de la Fressange, en chanclas y pamela

Petra, la mujer de Jonas Bjorkman apostó por un look hortera

Foto Petra, la mujer de Jonas Bjorkman apostó por un look hortera
Gtres

El tejido brillante y en verde chillón de un conjunto demasiado recargado y falto de elegancia sitúan a Petra en el primer puesto de las peor vestidas de nuestro ranking.

Denise Rich, totalmente desubicada

Foto Denise Rich, totalmente desubicada
Gtres

Un indescriptible estampado sobre el vestido de esta invitada, así como un bolso sacado de otra época y un tocado blanco destrozaron su look.

La princesa Sophie Johanna Maria de Eisenberg, estampada

Foto La princesa Sophie Johanna Maria de Eisenberg, estampada
Gtres

Sophie Johanna apareció con un conjunto de vestido y torera, demasiado pequeño, con un estampado soso y sacado de otra época.

Michelle Yeoh, mujer de Todt: al estilo Lina Morgan

Foto Michelle Yeoh, mujer de Todt: al estilo Lina Morgan
Gtres

La extraña falda, el pesado collar sobre una camiseta básica marrón y... ¡ese sombrero que parece un gorro! Terrible.

La princesa Catalina de Yugoslavia, de azul pastel

Foto La princesa Catalina de Yugoslavia, de azul pastel
Gtres

La princesa apareció totalmente cubierta de azul pastel: desde los zapatos hasta los guantes, pasando por el traje, el bolso... ¿y las medias?

María Teresa, gran duquesa de Luxemburgo: indescriptible

Foto María Teresa, gran duquesa de Luxemburgo: indescriptible
Gtres

La gran duquesa apostó por el color nude para un vestido que marcaba más sus redondeces, con una chaqueta brillante con muy poco glamour.

La gran duquesa María de Rusia, como una mesa camilla

Foto La gran duquesa María de Rusia, como una mesa camilla
Gtres

La gran duquesa de Rusia optó, tanto para el día, como para la noche, por un vestido estampado flojo con tocado en el mismo tejido...

Tatiana Santo Domingo, muy desafortunada

Foto Tatiana Santo Domingo, muy desafortunada
Gtres

La novia de Andrea Casiraghi optó por un vestido fucsia que no le sentaba nada bien y un gorro muy poco adecuado.

Ira de Furstenberg, demasiado encajada

Foto Ira de Furstenberg, demasiado encajada
Gtres

Ira con un total look azulón, combinó encaje, pliegues y dobles telas en un conjunto demasiado poco elegante.

La modelo Inés de la Fressange, en chanclas y pamela

Foto La modelo Inés de la Fressange, en chanclas y pamela
Gtres

Inés de la Fressange se presentó con un vestido perfecto que combinó con unas desacertadas chanclas playeras y un sombrero de paja.

Temas relacionados  ››