Buscar

Recetas de cocina ¡anticrisis!

Recetas de cocina ¡anticrisis!
Gtres

¿Buscas recetas sanas, fáciles, rápidas y baratas? ¡Pues es posible! No te pierdas estas ideas, te van a encantar, y son perfectas para no dejarte el sueldo en el menú.

6m
No siempre es fácil elaborar un menú diario sano, equilibrado, rico y además económico. En el capítulo alimentación se va una parte muy importante del presupuesto mensual pero aplicar "políticas de ajuste" en la cocina sin renunciar a platos sencillos y sabrosos no es tan complicado.

Resolver el dilema de qué hacer de comer cada día sin gastar demasiado y consiguiendo que lleguen a la mesa recetas nutritivas, variadas, atractivas y que no impliquen horas de trabajo es todo un reto. Las premisas básicas para que tu cocina funcione a la perfección sin que tu bolsillo sufra un descalabro son las siguientes:

Productos de temporada

Es fundamental que los elijas a la hora de hacer la compra especialmente si hablamos de frutas, verduras y hortalizas.

Aprovéchate al máximo de los alimentos propios de cada estación, no sólo porque estarán mejor de precio, sino porque podrás adquirirlos en su punto justo de maduración y con todas sus propiedades beneficiosas. Fresas, sandía, melón, melocotones, judías verdes, espárragos, alcachofas… su coste puede variar de forma notable de una semana a otra, por lo que no es aconsejable llevar una lista de la compra "cerrada" y que no admita cambios sobre la marcha.

Ingredientes básicos con altas dosis de imaginación

Hay muchísimos productos saludables que no son caros y que ofrecen infinitas posibilidades en la cocina. La pasta, con todas sus formas y colores, las legumbres, indispensables en un menú equilibrado, o las carnes de ave, como pavo o pollo, suelen mantener precios razonables durante todo el año, sólo tienes que prepararlos de una forma diferente y original (que no tiene porqué ser complicada) para sorprender con nuevos sabores.

Aquí no se tira nada

No está la economía para desperdiciar comida así que calcula bien los ingredientes para limitar las sobras y cuando las haya tienes dos posibilidades: congelar o elaborar un segundo plato. Por ejemplo, un buen caldo (de pollo, verduras, pescado, etc) es un magnífico primero que, una vez congelado, valdrá para otro día añadiéndole unos fideos o un poco de arroz, y también servirá como base para otros platos.

Otra buena idea es utilizar lo que quede de un guiso de pescado, de un pollo asado o de la carne y embutidos de un cocido para hacer exquisitas croquetas caseras, empanadillas o relleno para hojaldres.

Algunas ideas

Te proponemos recetas muy sencillas, sanas y económicas, ¡pruébalas!

Ensalada de pimientos

Ingredientes:

2 pimientos verdes
1 pimiento rojo
½ cebolla grande o 1 pequeña
Aceite de oliva y sal

Elaboración:

Asa los pimientos en el horno (o al fuego). Ve girándolos para que se hagan por todas sus caras (unos 20-30 minutos). Cuando su piel esté negra (no quiere decir que se te hayan quemado), sácalos, colócalos en un plato o fuente honda y tápalos con otro plato encima dejándolos reposar 15 minutos (así será muy fácil quitarles la piel).

Mientras, corta la cebolla en tiras finas y dóralas unos minutos en la sartén. Pica el ajo en trozos muy pequeños.

Pela los pimientos retirando la piel oscura y pártelos en tiras finas, mézclalos con la cebolla y el ajo bien picado. Aliña la ensalada con un poco de sal y aceite de oliva.

"Pizza" de calabacín

Ingredientes:

2-3 calabacines
1 bote de tomate frito
1 lata de maíz
1 lata de atún en aceite
Queso para gratinar
Orégano y sal

Elaboración:

Se trata de hacer una pizza sustituyendo la base de pasta por calabacines.
Pela y corta los calabacines en rodajas de tamaño intermedio (no demasiado gruesas). Colócalas una junto a otra en una fuente de hornear (el fondo debe quedar totalmente cubierto). Una vez precalentado el horno, introduce la fuente y deja que se haga la base de calabacines unos 15 minutos a una temperatura de 250º.

A continuación sácalos y prepara tu "pizza" añadiendo, por este orden, el tomate frito, el queso para gratinar, el maíz, el atún, el orégano y si quieres un poco de sal. Déjala nuevamente en el horno otros 10-15 minutos hasta que el queso se funda.

Sobre la base de calabacín puedes añadir otros ingredientes como cebolla, pimientos, aceitunas, anchoas (lo que tengas).

Rollitos de acelga

Ingredientes:

Hojas de acelga (1 por rollito)
Arroz vaporizado (puede ser el que te haya sobrado de otro plato)
Carne picada (ternera, cerdo o mixta)
½ cebolla (opcional)
Sal, pimienta y un toque de curry (si te gusta)

Elaboración:

Limpia las hojas de acelga cortándoles el tallo (deben ser hojas grandes y que estén firmes). Dales un hervor con un poco de sal (sólo unos minutos).

Haz un cacito de arroz blanco o utiliza el que te haya sobrado.

Fríe la carne picada mezclándola con un poco de sal, pimienta molida y curry (si te gusta la cebolla  incorpora también unos cuadraditos cortados muy pequeños). A continuación añade el arroz y sofríelo unos minutos con el resto de ingredientes (debe haber, más o menos, la misma proporción de arroz y de carne).

Una vez hecho el relleno, coge una hoja de acelga y coloca un poco de la mezcla en ella. Enróllala de manera que forme un pequeño paquete y calienta los rollitos unos minutos en el horno. Muy sano y con un original toque griego.

Arroz vegetal

Ingredientes:

Arroz integral (1 tacita por ración)
Vegetales variados sin que falten: zanahorias, guisantes (valen de lata) apio y cebolleta.

Elaboración:

Hierve el arroz y trocea los vegetales.
Mezcla todos los ingredientes y fríelos unos minutos en una sartén. Añade sal al gusto y un poco de perejil picado.

Filetes en tiras

Ingredientes:

Filetes de ternera o pollo (buena idea para sacar partido a un número de filetes limitado que puede resultar insuficiente)
1 pimiento verde o rojo
1 cebolla
1 ajo
1 patata por persona
Aceite, sal y tomate frito (opcional)

Elaboración:

Trocea los filetes en tiras al igual que los pimientos y la cebolla. Corta la patata en dados y el ajo en trozos muy pequeños. Fríe primero las tiras de filete, luego los dados de patata (aparte) y a continuación el pimiento, la cebolla y el ajo. Mézclalo todo junto con un poco de tomate frito. Calentar y listo.

Te puede interesar