Buscar

¡No engordar en verano es fácil si sabes cómo!

Para mantener la figura que tanto te ha costado lograr para lucir radiante en biquini, ficha los consejos más sencillos y eficaces. ¡No engordar en verano es fácil si sabes cómo!

4m 6s
Publicidad
Gtres
Las vacaciones de verano son sinónimo de relajación y disfrute, pero también de excesos alimentarios y en muchas ocasiones, del abandono de la actividad física, lo que se traduce en aumento de peso. ¿Cómo evitar engordar en verano?

“La clave para mantener el peso durante las vacaciones es no romper con nuestros hábitos de forma abrupta. Por ello debemos intentar mantener una dieta equilibrada y no abandonar por completo la actividad física”, apunta la dietista y nutricionista Yolanda Jiménez.

Para evitar esos kilos de más durante las vacaciones, ficha estas claves, son tan sencillas como eficaces:

No te saltes ninguna comida

No es raro que con el ajetreo del verano y los viajes, puedas saltarte alguna que otra comida. Aunque pueda parecer contradictorio, no comer no nos ayuda a mantener la figura. Los expertos recomiendan comer 5 veces al día con especial atención al desayuno, que debe ser completo (con cereales, lácteos y fruta).

Elige aperitivos y tapas saludables

Gtres
Con la llegada del verano, ir de tapas o tomar el aperitivo con tu pareja, la familia o con amigos, es frecuente. Para no engordar, elige aquellas combinaciones más saludables como los encurtidos, un vaso de gazpacho, una tapa de jamón ibérico o las brochetas de fruta. Descubre aquí los mejores trucos para disfrutar de los aperitivos sin engordar.

Llévate la comida

Una alternativa saludable durante los viajes es cocinar nuestros menús y snacks saludables. Así será mucho más fácil tener el control sobre lo que se come y elegir las opciones más adecuadas, como por ejemplo la fruta y la verdura, cuya ingesta debe ser de 5 raciones al día.

Conserva los horarios

La planificación garantiza comidas equilibradas y evita caer en opciones improvisadas, con frecuencia, poco saludables y cargadas de grasas y calorías. Sin embargo, el mantenimiento de los horarios ayuda a no sucumbir en el picoteo innecesario y poco sano.

Cuidado con los buffets libres

En los hoteles es muy común encontrar este tipo de comidas. Es importante escoger bien antes de servirse y tener en cuenta las raciones ya que la abundancia y variedad de los buffets puede llevar a comer más cantidad de lo habitual. A la hora del postre, mejor elegir fruta o un solo dulce de entre todos los propuestos, recuerda que en la moderación está la clave. Además, es aconsejable retirarse del buffet antes de estar lleno para evitar la sensación de pesadez.

Hidrátate

La hidratación es fundamental en cualquier época del año, pero más aún si cabe en verano. El agua ayuda al correcto funcionamiento del organismo a la vez que elimina toxinas. Lo ideal es tomar unos 2 litros de agua diariamente, aunque los zumos y las frutas también suman a la hora de hidratarse. Llevar una botella de agua durante los viajes ayuda a hidratarse aunque no tengamos sed.

Cuidado con las bebidas

Prestar atención a lo que se bebe es tan importante como cuidar la alimentación. No se trata de suprimir por completo las bebidas, sino de tomarlas con moderación. Siempre es mejor decantarse por bebidas no alcohólicas como zumos, batidos, cervezas sin alcohol o refrescos light. En lo que respecta a los cócteles, tan apetecibles durante el verano, es recomendable optar por sus versiones sin alcohol. Ficha nuestra selección de cocktails bajos en calorías y bebidas bajas en calorías.

Prepara helados caseros

Gtres
Son el capricho del verano y no tienes que renunciar a ellos. Hoy en día existen versiones bajas en calorías y sin azúcar. Es mejor elegir aquellas opciones con alto contenido en fruta y agua o incluso elaborarlos en casa con zumo de fruta o un yogur desnatado. Los helados caseros son una opción que además puede resultar muy adecuada para cocinar con los más pequeños.

Aprovecha el mar y la montaña

Las vacaciones sirven para descansar pero no por ello deben ser sinónimo de sedentarismo. Si el destino elegido está en la costa, aprovecha para pasear por la playa, la mejor manera de no engordar en verano y conseguir un bronceado perfecto, hacer yoga en la arena, jugar a las palas… Dentro del agua existen múltiples opciones como el surf o la natación. Si el destino es de interior se puede disfrutar de la naturaleza mientras se practica trekking, running o bicicleta.
Temas relacionados  ››  
Publicidad

Te puede interesar